Series

5 razones que arruinaron el personaje de Penny

2. Se volvió la típica novia/esposa trofeo

5 decisiones que arruinaron Penny 3a

La idea de conquistar a la chica de tus sueños siempre ha sido una fórmula ganadora en el mundo de las sitcom. Y Penny fue desde el principio la chica inalcanzable, el amor imposible de Leonard. Sin embargo, la gracia de este tipo de relaciones improbables es que a medida que pasan los episodios podemos ver que esas diferencias van quedando de lado a medida que él se va ganando el corazón de ella (y viceversa).

Al principio de la serie hay algunos momentos que apuntan en esa dirección, Leonard hizo muchas cosas por ella, algunas de las cuales ni siquiera se enteró, como cuando fue a recuperar una vieja deuda de un exnovio, cuando ella estaba en apuros económicos.

Sin embargo, en general la serie nos ha mostrado muy poco para explicar la razón de que ambos se mantengan juntos, haciendo que toda su relación se sienta muy forzada.

Chuck Lorre llegó a decir que para él la relación de Leonard y Penny es «realista», quizás eso explique el poco entusiasmo de los escritores de dotarla de esa «magia» que seamos sinceros, es lo que enamora al público. Lo extraño que es que para las otras parejas, Lorre y su equipo sí se esmeran en crear situaciones románticas y hasta cursis, cosa que le niegan reiteradamente a Leonard y Penny.

Por lo demás, yo no sé hasta que punto es «realista» suponer que una chica como Penny podría seguir al lado de un chico solo porque este «está enamorado incondicionalmente» de ella. Y poco más. Encima, Penny misma parece ser la menos interesada en que su relación funcione, porque no hace casi nada para que así sea. En alguna ocasión ella dijo que su función en la relación es «dejar que él me complazca». Eso no suena muy amable, la verdad.

La cosa ha llegado a tales puntos que a veces parece que Penny solo estuviera con Leonard por interés. Eso por supuesto no tiene ningún encanto, tratándose de la supuesta pareja canon de la serie.

Definitivamente ella no esfuerza nada por su relación. En los días de San Valentín es un plomo, recibe los regalos que Leonard le hace pero ella apenas y le da las gracias y jamás le ha regalado nada. Está bien, en los tiempos que no tenía dinero podría entenderse, pero ahora que tiene dinero es inexcusable.