Farándula

Buscando rating para el final de de Two and a Half Men: boda gay y la resurección de Charlie Harper

charlie-sheen-quiere-volver-tahm

Qué incomodo es hablar de dinero cuando lo que uno quiere es pasarla bien. Escribir las últimas entradas sobre las negociaciones de la renovación del elenco de The Big Bang Theory me ha puesto de malas. Y siguen llegando las malas noticias.

Sí, ya sé que la televisión es un negocio, yo mismo lo he mencionado algunas veces. Pero que sea un negocio no significa que no haya límites. La cuestión es definir cuáles son esos límites.

El dinero lo explica todo

La “evolución” de la industria televisiva nos ha demostrado que la gente está dispuesta a todo por fama y por dinero. Como Charlie Sheen, que no necesita fama a estas alturas, pero sí dinero. Con el tren de vida que lleva no me extraña que esté lanzando ojitos a Chuck Lorre, a quien insultó como quiso al ser despedido de la serie. Despido totalmente justificado que fue ocasionado por su pésima conducta laboral y numerosos escándalos personales.

Sin embargo, Charlie no quiere volver al programa, solo aparecer en el episodio final de la serie. Y por esa gracia quiere cobrar nada menos que 10 millones de dólares.

Ahora bien, ¿cómo van a explicar el regreso de Charlie Harper si está bien muerto? Durante una entrevista televisiva Charlie Sheen no le tomó importancia: “no hay que explicar nada, cosas así pasan en una serie (como Two and a Half Men)”.

Y siguen las sorpresas

El retorno de Sheen no es seguro, pero la búsqueda de un gran final obsesiona a CBS.

¿Qué tienen en mente? Aquí va: Walden, el personaje de Ashton Kutcher, descubriría que tiene una grave enfermedad, revelación que le ocasionará una severa crisis existencial. Su inesperada solución sería adoptar un hijo. Sin embargo, como no está casado, y siempre ha tenido mala suerte con las mujeres, decide pedirle a Alan que se case con él para que puedan adoptar un niño como una pareja gay.

Nina Tassler, presidenta de la señal CBS cree que este final sería una declaración muy positiva para la causa de la adopción a favor de las parejas gay en los EEUU.

El mensaje es realidad es bastante cuestionable porque Walden no es homosexual, solo se haría pasar por uno para engañar a la agencia de adopción y conseguir llenar su vacío existencial criando un niño.

Mensajes contradictorios

Muchos afirman que las sitcom solo sirven para entretener, pero parece que en CBS creen que también sirve para “enviar mensajes” a la sociedad.

Postura interesante porque cuando surgen críticas a la mala influencia de la televisión sobre la juventud son las cadenas las primers en rechazarlo diciendo que la televisión no tiene ningún efecto sobre la sociedad. Es solo entretenimiento. Convenidos.

Y para acabar con las incoherencias, habría que preguntarse lo siguiente: Si luego de despedir a Charlie Sheen de la forma que lo hicieron, ahora aceptan pagarle esa salvajada de dinero para reventar el rating del canal, ¿qué clase de mensaje creen que están dando en ese caso? Digo, en la hipótesis negada de que la televisión sirva para enviar mensajes.

Hablando crudamente, solo hay un mensaje en toda esta historia, envuelto en bonitas e hipócritas palabras: Que los directivos de las cadenas de televisión no apoyan causas, solo quieren atraer la atención o evitar el boicot de ciertos sectores de la población hacia sus programas. Todo vale cuando se trata de llenar las alforjas.

Business is business, my friend. Aunque yo prefiero irme con esta cita: Nunca debe uno ponerle límites a la desvergüenza de un desvergonzado.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias