Aa! Megamisama

Y por esto creo que Aa! Megamisama debía acabar

razones para el final de aa megamisama

La noticia sobre el final de Aa! Megamisama nos cayó a los fans como un balde de agua fría. No importa que las señales estuvieran allí presentes delante de nuestras narices, nos resistíamos a creer que el día del final llegaría.

Creo que hay dos razones fundamentales para que el manga finalizara, y otras derivadas de la segunda.

El maestro Fujishima estaba cansado y deseaba dejar atrás su obra maestra.

Hace años que el maestro Fujishima exploraba otros proyectos, entre los que se incluía el diseñar personajes y aparatos mecánicos (esta es una de sus pasiones, algo que también se nota en Aa! Megamisama) para algunos videojuegos como Sakura Taisen, Gungrave, Tales of Phantasia y muchos otros.

Los que seguimos el manga hace tantos años también sabíamos que él había dejado de dibujar el manga, tarea de la que se ocupaban exclusivamente sus asistentes. Decisión nada extraña porque es algo que muchos mangakas de éxito realizan para poder concentrarse mejor en la historia que están contando a través de las viñetas.

La historia no iba en la dirección del resto de la industria del anime y el manga

El anime y el manga, como muchas otras cosas, ha dejado de ser algo exclusivamente artístico para hacerse más comercial.

Hideaki Anno, fundador del mítico estudio Gainax y de obras como Evangelion declaró, no hace mucho:

La animación japonesa está en declive, y ya ha llegado a su límite. Lo que sigue después es una muerte inevitable y después de que muera habrá un resurgimiento. No creo que la industria de la animación japonesa vaya a morir del todo, continuará habiendo anime, pero no en las condiciones que han dado lugar a los éxitos de los últimos años.

Estas declaraciones demuestran el pesimismo de la propia gente de la industria japonesa de animación sobre el futuro. Anno ha mencionado también que Japón dejará de ser el centro de la animación. Él cree que en cinco años será Taiwan quien tome la posta. ¿La razón? Bueno, que la industria de animación japonesa se mueve por inercia, mientras que en Taiwan los proyectos muestran más energía, más entusiasmo.

Y aunque Hideaki Anno atribuye el declive de la industria japonesa a su resistencia a adoptar tecnologías más modernas (como el 3D), yo creo que el problema está en el agotamiento de sus historias debido a varios problemas de concepto y calidad.

    El abuso del fanservice

    El fanservice siempre ha existido, pero en los últimos años hemos llegado a un abuso de este recurso, que inicialmente era algo secundario, un “guiño” para los seguidores. Un extra que se ha convertido en personaje principal. A muchos más les interesa la anatomía, que la manera cómo plantean la personalidad y la historia de los personajes.

    En Aa! Megamisama no faltan las chicas guapas, como la propia Belldandy, y las exuberantes como Urd, y qué se diga de su madre Hild. Pero el fanservice nunca ha sido parte de la serie, y eso definitivamente no vende.

    El harem

    El harem es una premisa popular. Es un cliché que los personajes que comienzan como fracasados o indiferentes al amor, resultan coleccionando pretendientes conforme avanza la historia.

    Ahora bien, no se trata solo de que todas las chicas se enamoren del protagonista, se trata también que uno no tiene muy claro con cuál se quedará finalmente. No es casualidad que muchos videojuegos que se basan en esta premisa consigan luego convertirse en mangas y animes populares.

    El personaje de Keiichi aparentemente también cae dentro de este tópico, pero con una gran diferencia. Una vez que conoce a Belldandy, Keiichi jamás vuelve a mirar a otra chica. Siempre tiene claro sus sentimientos por ella, solo que no es capaz de decírselo apropiadamente.

    Demasiada sensatez

    Dale al público lo que el público quiere, reza un dicho comercial. Una historia de amor desinteresado y de crecimiento personal como la de Keiichi y Belldandy se les antoja ridícula. Demasiado idealista e inocente.

    Hoy en día la gente, y mucho menos los jóvenes, no quieren modelos sino ver a personajes más torpes e inútiles que los hagan sentir “mejores” de lo que realmente son.

    Los personajes de Aa! Megamisama tienen sus temores e inseguridades, como cualquiera de nosotros, pero son personajes que maduran a lo largo de una historia que a mucha gente se la antoja demasiado “convencional”. No en balde, el manga termina con una boda, mientras que otros se conforman solo con juntar al protagonista con alguna de las chicas.

En conclusión

Quizás algunos pensemos que un manga con una legión de fans tan leales como los de Aa! Megamisama aún tenía cuerda para rato, como se dice.

La verdad es que el secreto de la permanencia en esta industria no solo consiste en retener una base de fans sino en captar la atención de nuevos seguidores, especialmente entre los jóvenes. Y ahí Aa! Megamisama tenía un problema, su historia no enganchaba a los nuevos jóvenes, deseosos de más fanservice, de tramas más oscuras, sexualmente más controvertidas y hasta explícitas.

Por eso, creo que su creador ha decidido dar por terminado este ciclo, antes de pervertir la naturaleza de su historia. Una historia que nos ha regalado suficientes momentos maravillosos como para dejarnos satisfechos a todos sus fans.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias