Cultura anime y manga

Crunchyroll: servicio de streaming de anime legal para latinoamérica

Crunchyroll llega a latinoamérica
El pasado 13 de abril de 2012 Crunchyroll lanzó su página web en español para distribuir anime para la audiencia de América Latina. Es una gran noticia que pone a disposición de los aficionados latinoamericanos lo más reciente del anime con subtítulos en español y audio original japonés. Lo interesante es que una parte del servicio será gratuita en la cual podemos ver los episodios animes en sus actuales temporadas, aunque con trasmisión de anuncios publicitarios y con un retraso de una semana con relación a su transmisión en la TV en Japón. Pero si adquieres una membresía premium estas limitaciones desaparecen y obtienes algunas ventajas adicionales como son el acceder a un mayor catálogo de títulos de anime, disfrutarlos en alta definición (1080p) y sin interrupciones de publicidad.

Los detalles se pueden leer en la propia página de Crunchyroll.

Avance de la cultura de lo legal, ¿un paso atrás para la piratería?

Piratería informáticaLos aficionados al anime tendremos por primera vez la oportunidad de disfrutarlo de manera legal. Aunque el catálogo de Crunchyroll es todavía pequeño si lo comparamos con la gran oferta de anime japonés es de suponer que estas y otras limitaciones se irán superando si el servicio tiene éxito entre los aficionados.

El ingreso de un distribuidor legal de anime en la región hace suponer un mayor control sobre el anime con derechos de autor. Imaginamos que los contratos de distribución que obtenga Crunchyroll, o cualquier otra empresa, incluirán obligacones para combatir la piratería.

Por supuesto, Crunchyroll no está obligada a denunciar material sobre la cual no tiene derechos de distribución. También podría hacerse de la vista gorda para no crearse problemas con los usuarios. De hecho, Crunchyroll comenzó como un portal de distribución de anime sin derechos de autor y solo hace poco ha intentado ingresar al mercado legal.

Servicios de streaming1 como los que plantea Crunchyroll al mercado de latinoamérica provocará una división entre los aficionados. Por un lado estarán los que pagarán por el servicio considerando todas las ventajas que significa y lo verán como un avance. Por el otro lado estarán los aficionados al anime que no están dispuestos a pagar, unos porque no pueden permitírselo y otros porque no quieren. Muchos de estos considerarán esta noticia nefasta. Ya saben, los mismos que decían que el mundo colapsaría tras el cierre de Megaupload con una tercera guerra mundial virtual, que seguimos esperando.

Dejando atrás tanto el pesimismo extremo como el optimismo ingenuo creo que esta noticia debe hacernos reflexionar. Una de las razones fundamentales para justificar la existencia de los fansubs era: “no hay manera de conseguirlo en nuestro idioma, sino pagaríamos…”. Bueno, eso pronto se hará realidad, así que por lógica los fansubs poco a poco perderían su razón de ser.

Pero, como siempre, habrá mucho anime que no estará en los catálogos legales, así como muchos que queremos tener el anime en nuestros equipos y no nos conformamos solo con verlo por streaming, creo que todavía hay vida y justificación para los proyectos de fansub para mucho tiempo por delante. Salvo mejor parecer.

  1. El streaming es la distribución de multimedia a través de una red de computadoras de manera que el usuario consume el producto al mismo tiempo que se descarga.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias