Cultura general

El efecto Megaupload

Megaupload cierra
Posiblemente el cierre de Megaupload marcará un antes y un después en internet. Mientras escribía esta entrada las noticias no dejaban de aparecer con nuevos datos para ser tomados en cuenta al momento de elaborar un juicio de valor sobre este tema que tantas pasiones levanta. Curiosamente, esa pasión, mal entendida y peor canalizada, me provoca más preocupación que el cierre de Megaupload.

La lucha contra la piratería y la estrategia del FBI

Nunca antes el gobierno de EEUU había intervenido un sitio web tan popular y mediático como Megaupload en su cruzada contra los que infringen los derechos de autor. En el pasado muchos sitios de alojamiento de archivos han estado bajo escrutinio y han estado cerca de ser intervenidos, pero sendas sentencias judiciales los habían librado del cierre porque nunca se logró probar que eran responsables de la manera como los usuarios usaban el servicio que ellos brindaban.

Sin embargo, cuando se habla de estos “triunfos” no se resalta generalmente venían acompañadas de la obligación de implementar tecnologías que permitieran atender rápidamente los reclamos de infracción de derechos de autor y su consiguiente eliminación o bloqueo. Esta obligación cuando se ha hecho efectiva ha ocasionado que muchos sitios, antes muy populares, pierdan usuarios1.

Lo que hace diferente el caso de Megaupload es que el FBI ha logrado armar un caso con otros cargos como son el lavado de dinero y contrabando2. Si bien estos cargos son derivados de la infracción a los derechos de autor son tratados de manera distinta y han conseguido cerrarlo a pesar de los fallos judiciales previos.

Por ahora el cierre de Megaupload es preventivo y los responsables del sitio se han mostrado confiados y declaran que no tienen nada que ocultar pero hasta donde he podido averiguar el dueño de Megaupload ya estuvo implicado al menos en una estafa previa y otros casos igualmente turbios. Todo siembra serias dudas sobre el optimismo de los dueños de Megaupload, pero de momento no se puede asegurar nada en concreto.

Este cierre ha causado revuelo no solo porque ha sido sorpresivo sino porque se produce en medio de las actividades de protesta contra la aprobación de leyes antipiratería más severas, denominadas Stop Onlina Piracy Act – SOPA y Protect IP Act – PIPA. En consecuencia ambos temas se han mezclado y resulta difícil separarlos ahora. Una multitud de personas se ha volcado a los foros y blogs a expresar su indignación, molestia y hasta ira.

Daño colateral

  • En mi opinión, los que más derecho tienen a protestar son los que han comprado cuentas premium y no saben si les devolverán lo pagado. Las últimas noticias indican que las instituciones de defensa de los consumidores ya están trabajando en ello.
  • Inmediatamente después tenemos los que han subido material que no infringe derechos de autor. Si usaban exclusivamente sus cuentas para este fin me parece legítima su indignación, si este era un uso adicional digamos que inocentes, inocentes, no son. Si bien creo que tienen derecho a recuperar su material legítimo, separar uno del otro va a ser difícil.
  • Seguimos con los distribuían material a sabiendas que infringían derechos de autor pero no les importaba. Se basaban en una serie de argumentos para justificarlo, desde el derecho a ejercer su la libertad de expresión, el compartir no es robar, la industria de música y entretenimiento es codiciosa y muchas otras que son bastante discutibles y controvertidas pero seguro ya las conoces y tendrás una posición al respecto que no pienso discutir.
  • Finalmente, tenemos un pequeño grupo que si bien reconocen que causan algún perjuicio al distribuir material con derechos de autor lo hacen porque no tienen alternativa. Y lo digo pensando en todos los que nos iniciamos en el mundo del fandom porque no encontramos manga y anime en nuestro idioma y decidimos hacerlo nosotros mismos sin ningún afán de lucro.

Una discusión de sordos

Un viejo refrán dicen que a medida que la discusión aumenta la verdad es dejada de lado. Ciertamente a medida que los ánimos se caldean y la discusión se vuelve más amarga, los grupos a favor de las leyes antipiratería así como los que están en contra, recurren a toda forma de razonamiento o argumentación para defender su postura y atacar o desprestigiar la de sus oponentes. Medias verdades, exageraciones, falacias y sofismas van y vienen mientras que la verdad hace tiempo que se fue de esta discusión interminable.

Por principio, estoy en contra de que el gobierno de EEUU, o el que sea, se arrogue atribuciones desmedidas y desproporcionadas. Solo por eso estoy en contra de SOPA, PIPA o cualquier ley similar. Sin embargo, entiendo el motivo de que hayamos llegado a este punto: la piratería no solo no ha disminuido desde que se aprobó la Digital Millenium Copyright Act – DMCA, al contrario, se realiza con el mayor descaro.

El cierre de Megaupload ha provocado represalias de colectivos como Anonymus que rápidamente han logrado bloquear los sitios de FBI, Universal Music y otros, relacionados directamente con el caso así como a otros que no, pero que están vinculados a la problemática como el sitio de SGAE de España. Demás está decir que estas protestas son más simbólicas que efectivas, antes de resolver algo solo conseguirán enardecer más los ánimos y endurecer más las posiciones.

Algunos afirman que esto es mejor que no hacer nada. Supongo… debe ser similar a cuando pierdes un juicio puedes ir a la casa del juez y romperle sus vidrios a pedradas, no cambiarás la sentencia, pero seguro esta pequeña venganza te hará sentir mucho mejor.

Perspectivas

Aunque cierren Megaupload otros sitios de alojamiento surgirán porque la necesidad de intercambiar archivos persiste. Pero si estos se vuelven tan populares como Megaupload se volverán en blancos potenciales de los grupos antipiratería. En ese sentido, flaco favor nos hacen quienes propugnan con descaro el intercambio de material con derechos de autor. Hacen demasiado ruido para una actividad que debería realizarse discretamente.

Las actividades de fandom para traducir material japonés siempre ha existido y creo que continuarán pase lo que pase. El fansubeo no tendrá razón de ser cuando consigamos material inédito en nuestro idioma, a un precio razonable y disponible sin mucha diferencia de tiempo con la publicación original. Mientras tanto, incluso si las leyes contra la piratería se ponen más severas nos las arreglaremos. No digo que sea fácil ni pretendo aparentar despreocupación. Pero tengo confianza en el ingenio ilimitado del ser humano para lograr lo que se propone.

  1. Hasta Youtube viene recibiendo más y más quejas en ese sentido a medida que es más estricto y eficaz al borrar material con reclamaciones de violar derechos de autor
  2. Haciendo un paralelo, en 1931 el gobierno de EEUU logró meter preso al gánster Al Capone no por sus asesinatos o actividades mafiosas sino por evadir impuestos.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias