Ciencia y tecnología Cultura general

Google Chrome con anuncios de publicidad ¿el precio de la gratuidad?

En las últimas horas se ha hecho notar que Google ha introducido en el navegador Chrome publicidad para apoyar las ventas de las netbooks con Chrome OS. La publicidad se presenta cada vez que abres una nueva pestaña y no es opcional. Consiste en un anuncio resaltado en amarillo en la parte superior de la página.

Contexto

Esta noticia se relaciona con otras dos sobre los productos y servicios de Google. Por un lado, el crecimiento en la aceptación de su navegador Google Chrome. Pero, la mala noticia es que también se ha anunciado el cierre de varios servicios que, digámoslo con franqueza, fracasaron y no tienen razón para continuar.

En primer lugar, uno de los productos que está en peligro de acabar como otro fracaso es la iniciativa de vender netbooks con Chrome OS o Chromebooks. A pesar de que Google y sus seguidores han insistido en su potencial, no ha tenido mucha aceptación, más cuando desde que fue anunciado hasta su puesta en venta han aparecido las tablets, que se han llevado toda la atención de parte de los potenciales compradores.

En segundo lugar, Google parece creer que la aceptación a su navegador es tan fuerte que sus usuarios tolerarán un poco más de publicidad. Además, en los últimos meses ha ido introduciendo varias características exclusivas en su navegador con la intención de aumentar la dependencia y dificultado la decisión de cambiarlo si te has aficionado a características que no encontrarás en otros. Parece ser el momento ideal para cambiar las reglas de juego y meter más publicidad.

La punta del iceberg o una golondrina que no hace verano

Ahora mismo la publicidad que presenta Google Chrome es pequeña, al estilo de Adsense, tan pequeña que puede que no la notes (aunque tenga ese fondo de color amarillo chillón).

Sin embargo, la preocupación principal surge de la incertidumbre, es decir, no se sabe si esta iniciativa es temporal, para apoyar específicamente a Chrome OS y solo por la campaña navideña o se volverá algo permanente en el navegador.

Otra cuestión criticable es que no es opcional, la tienes que aceptar quieras o no. Esta situación ha sido interpretada por algunos usuarios como “una falta de respeto”. Algo exagerado, tal vez, pero explicable ya que, de momento, las extensiones antipublicidad no son efectivas.

Incondicionales, la gran estrategia de marketing

Gran parte del éxito de Google se debe a la estrategia de regalar software a los usuarios, quienes posteriormente son sus principales defensores logrando que los defectos de sus productos sean minimizados. Conseguir una buena base de defensores gratuitos es la mejor y barata estrategia de marketing. Los defensores de Google han saltado en todos los blogs y foros donde se ha comentado esta noticia con argumentos más o menos como este: ¿no puedes tolerar algo de publicidad por un fantástico navegador?, ¿de alguna forma deben financiar todos esos productos que nos dan gratuitamente?, ¿peor son las ventanas emergentes, no?

Ya pagamos ¿algo más?

El que usa Google Chrome no debe sentirse culpable porque ya ha pagado por usarlo con los datos que entrega a Google cada día cuando visita una página web, realiza una búsqueda o teclea una palabra en la omnibar.

Hay muchas cosas que se ofrecen como gratuitas en internet pero aunque suena atractivo no existen cosas gratis en internet. De alguna manera hay que financiar las cosas. La publicidad es uno de los medios más utilizados hoy en día, tanto que están amenazando la privacidad de los usuarios. Pero, como no hay una regla fija, queda en cada uno decidir dónde están esos límites.

Me gustan sus servicios pero no soy un incondicional

Los que defienden a Google en este caso se equivocan. No se trata de aceptar todo pasivamente porque si ahora que las cosas recien comienzan no hacen notar su molestia podría ser interpretado por la empresa como evidencia que aceptamos la publicidad y hasta podrían ampliar sus dimensiones en el futuro. Google no es una empresa a la que le falte dinero, hace mucho dinero con nuestros datos, no necesita hacer más dinero para financiar sus productos. El argumento de que con la publicidad financiar el software gratuito no se aplica porque ahora mismo ya lo hace.

Esperamos que la cosa acabe de la mejor manera. Por mi parte, si la publicidad solo se trata de una campaña temporal en apoyo a uno de sus productos, me parece razonable. Pero si pretenden hacerlo algo que permanecerá en Google Chrome, o peor, ampliarla, quizás como algunos usuarios han advertido, es el momento de considerar otras opciones.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias