Cultura anime y manga Sakura Tsuushin

5 cosas que odio de Sakura Tsuushin (Sakura Mail)

Es raro hablar mal de una serie por la que guardas un especial cariño. Yo fui uno de los que encontró muy atractiva la propuesta de Sakura Mail, el anime que transmitió Locomotion hace algunos años. Me pareció una narración realista pero bien sazonada con oportunos momentos de humor para bajarle intensidad como las alocadas fantasías que Touma se imaginaba de vez en cuando, el triángulo amoroso que planteaba desde el principio era muy llamativo e inquietante la red de mentiras que tejía Touma para Mieko. Para colmo Urara resultaba siendo una curiosa mezcla de inocente romántica con atrevida colegiala.

Lo peor del anime por supuesto es el final. Totalmente abierto y sin cerrar ningún nudo. La esperanza de una segunda parte se desvaneció con Locomotion convertido en Animax por la gracia y el dinero de Sony. Todavía quedaba internet pero lamentablemente nunca encontré noticias de una segunda temporada y al contrario me di cuenta que la historia ya tenía sus años y era poco probable que la hicieran.

Quedaba el manga. Contento descubrí que el anime apenas había rascado 2 o 3 volúmenes de los 20 que componían el manga. Con creciente interés descubrí un grupo que lo venía traduciendo al español y otro al inglés. Luego Yggdrasil se hizo cargo del proyecto pero cosas desagradables comenzaron a aparecer. He aquí una pequeña lista de las cosas que he aprendido a odiar de este manga.

1. Demasiado hentai

Aunque a muchos les extrañe comienzo con esto. La primera desagradable sorpresa es que el manga es mucho más explícito en cuanto a sexo y violencia que el anime. Es común que el manga sea una propuesta mucho más atrevida que el anime que debe lidiar con los controles de la TV japonesa cuando se trata de historias dirigidas al público juvenil menor de 18 años. Pero esta vez el cambio es brutal. mientras el anime es calificado como soft-hentai el manga es hentai y no puede negarse. No soy un cucufato pero debo reconocer que me sobrepasó. Hasta consideré dejar de leer el manga pero a esas alturas las cosas se habían presentado de tal forma que ya me había comprometido con el proyecto de edición y no soy de los que retiran la palabra una vez que ha sido empeñada.

2. Demasiado idiota

La segunda sorpresa es que en el manga Touma era más idiota que en el anime. En el anime era más bien un chico inocentó e ingenuo que comete errores por su falta de experiencia. En el manga he llegado a la conclusión que para protagonista es bastante despreciable, un irresponsable que pese a pequeños gestos por aquí y por allá con los que logra redimirse de sus peores errores no deja de hacer sufrir a Urara, la única chica que le ha sido completamente fiel en toda la historia. Ingratitud mayor no puede existir.

3. Demasiado enamorada

La tercera sorpresa es que Urara sigue siendo la misma del anime, una chica enamorada más allá de cualquier atisbo de racionalidad y sentido común. Siendo que en el manga Touma es peor que en el anime es algo de lo más incomprensible. Apenas unas tibias reacciones de dignidad y amor propio en medio de una relación sumamente destructiva y humillante. Lo peor es que siempre acaban con un perdón incondicional por parte de ella y un deseo de enmienda por parte de él que no dura demasiado. Unos fugaces momentos de felicidad juntos que saben a poco. Dicen que hay amores que matan pero seguro hay muchos más que enloquecen. Este es uno de ellos.

4. Demasiado desperdicio

La cuarta y definitiva sorpresa desagradable es que nos encontramos con una historia que llegando a los tres cuartas partes de su recorrido parece no ir para ningún lado. Entre el volumen 12 y el 15 han aparecido más personajes femeninos cuyo único objetivo es aparentemente adornar a Urara en la frente todavía más. Pasando por esto muchas de estas chicas venían con interesantes elementos como para armar arcos con potencial de ser realmente interesantes, pero al final se quedaron en oportunidades perdidas. Frustrante.

5. Demasiado bizarra

Una de las cosas por las que Sakura Mail se distinguía era por sus historia realistas… después de 15 volúmenes de manga me pregunto hasta qué punto hemos perdido ese elemento fundamental que tanto nos atrajo al principio. Touma ya ha sufrido varios atentados de muerte, eso no es tan normal. El padre de Urara parece ser todo menos un padre de la vida real, y creo que no hemos visto las peores cosas de él todavía. Las últimas relaciones última de Touma no tienen lógica, empezando porque están basadas en adivinaciones, todas son burdas e incoherentes pero todas inexplicablemente terminan en una cama. Parece que todas las mujeres que encuentra en su camino solo piensan en el sexo o tienen relaciones disfuncionales. En el mundo hay mucha locura pero no tan junta.

Calma, ya terminamos

Todavía tenemos pendiente una cuarta parte del manga, suficiente para enmendar las cosas ya que los mangakas suelen plantear el final en el último volumen. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde así que habrá que apostar por eso, que la historia recupere su brillo y que nos ofrezca algo mejor de lo que ofreció el anime, un final digno es todo lo que un fan de una serie pide. Ni mucho menos.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias