Aa! Megamisama

[Revisión] OAD 1 Aa! Megamisama: Juntos por siempre

Después de una larga espera nos llega un nuevo capítulo animado de Aa! Megamisama / ¡Oh!, mi diosa / Oh! My Goddess. Una pequeña decepción es que no nos ofrece un personaje nuevo, no hay batallas épicas y no hay mayores avances en la relación de Keiichi Morisato y Belldandy, pero a pesar de estas carencias la historia no defrauda, al contrario, es un episodio bastante entretenido que nos plantea algunas pregunta trascendentales: ¿En qué consiste la felicidad? ¿qué nos hace felices o qué necesitamos para ser felices? Al buscar resolver estas preguntas Keiichi encontrará la manera de salvar el día y de paso el mundo, vamos, como siempre.

Una vida apacible en la mansión Morisato

La historia comienza mostrándonos en rápidas pinceladas la vida sencilla y apacible de Keiichi y Belldandy como pareja. Algunos se atreverían a decir que es una vida algo aburrida, pero si ellos son felices así yo no voy a contrariarlos.

La canción de apertura (opening) merece una mención aparte, todos los temores sobre si Free estaría a la altura se han desvanecido y la canción brilla con luz propia, armoniza perfectamente con el tono de la historia.

“Cuando nos conocimos no fui capaz de ver nuestro futuro…
junté nuestras alegrias y tristezas…
quiero caminar junto a ti…
lo único que quiero proteger es que nuestros corazones
latan al mismo tiempo… para siempre”

La trama

El nudo dramático lo proporciona la crisis provocada por una inusual emisión de energía de felicidad que amenaza la relación de la humanidad con el cielo. Nada menos. Lo sorprendente es que la causante de esta anomalía es Belldandy quien libera la energía producto de su alegría al ser invitada a una cita por Keiichi. No me quiero imaginar lo que puede pasar si Keiichi hace “algo más”.

Como Belldandy no es consciente del problema que ha causado, Urd se hace cargo de la situación, y en su papel de protectora de la relación de su hermana, convence a Skuld de guardar el secreto del problema para no interferir con la cita de Belldandy y Keiichi. Skuld protesta de pura fórmula y se deja convencer rápidamente, yo creo que en el fondo está resignada a la relación de su hermana y sigue dando la contraria por costumbre.

Aunque Urd y Skuld pretenden resolver la crisis la verdad es que poco pueden hacer, pero proporcionan algunos momentos divertidos peleando entre ellas y catalizan el avance de la historia. Así, cuando Hild se aparece con aires de buena gente y pretendiendo hacer una visita social, Urd no se deja engañar y descubre que la verdadera culpable de la crisis es su madre. Hild ha encontrado la manera de usar los tiernos sentimientos de Belldandy en un medio de expulsar a las diosas de la tierra convenciendo a los humanos que no las necesitan. Usar el amor y la felicidad de Belldandy como un arma para sus inicuos fines es digno de la Reina de los Infiernos.

AMS_OAD_000b.jpgAMS_OAD_000a.jpgAMS_OAD_000c.jpgAMS_OAD_001.jpgAMS_OAD_006.jpgAMS_OAD_010.jpgAMS_OAD_011.jpgAMS_OAD_013.jpgAMS_OAD_014.jpgAMS_OAD_015.jpgAMS_OAD_017.jpgAMS_OAD_018.jpgAMS_OAD_020a.jpgAMS_OAD_024.jpgAMS_OAD_028.jpgAMS_OAD_029.jpgAMS_OAD_031.jpgAMS_OAD_033.jpgAMS_OAD_037.jpgAMS_OAD_038.jpgAMS_OAD_039.jpgAMS_OAD_043.jpgAMS_OAD_044.jpgAMS_OAD_045.jpgAMS_OAD_049.jpgAMS_OAD_050.jpgAMS_OAD_051.jpgAMS_OAD_056.jpgAMS_OAD_062.jpgAMS_OAD_064.jpgAMS_OAD_070.jpgAMS_OAD_071.jpgAMS_OAD_074.jpgAMS_OAD_075.jpgAMS_OAD_076.jpgAMS_OAD_077.jpgAMS_OAD_078.jpgAMS_OAD_080.jpgAMS_OAD_083.jpgAMS_OAD_082.jpgAMS_OAD_084.jpgAMS_OAD_086.jpg

Filosofando… sobre el destino

En la conversación que sostienen al principio Keiichi y Belldandy, sobre el cierre del parque diversiones donde ambos tuvieron una cita, se puede notar la influencia de la proverbial filosofía oriental. Aunque Belldandy se entristece por las atracciones del parque, que seguramente serán desmanteladas, se consuela en la esperanza de que las atracciones han cumplido con su destino de dar alegría a la gente. En cierto modo, esa alegría ha creado recuerdos que perpetuaran su existencia en el tiempo. Una especie de inmortalidad que nosotros los occidentales podemos encontrar muy peculiar.

Filosofando… sobre la felicidad

Al pensar en su cita con Belldandy, Keiichi comienza a preocuparse por lo mismo que cualquiera de nosotros se preocuparía en una situación similar: como lograr que esa cita sea un éxito. Las preguntas van y vienen hasta derivar en algo más profundo: ¿Qué es lo que hace feliz a Belldandy?, o más general todavía ¿Cómo conseguir la felicidad del ser amado? Todos sabemos que amar es buscar de manera desinteresada el bienestar y felicidad del ser amado. Pero una cosa es desear esa felicidad y otra muy distinta es saber qué hacer para que tal felicidad se consiga. Incapaz de encontrar una respuesta satisfactoria Keiichi intenta preguntárselo directamente a Belldandy, pero fracasa y termina haciendo uno de sus acostumbrados diálogos sin sentido. Es bueno saber que Keiichi sigue siendo Keiichi.

De todas formas, mientras están en el parque y se despiden de las atracciones Keiichi observa la emoción de Belldandy y su deseo de reconfortar a las atracciones mientras se despide de ellas, y así, casi sin proponérselo encuentra la respuesta que buscaba el día anterior. Y se siente muy feliz de haberla encontrado.

Pero unas son de cal y otras de arena, como reza el dicho, y cuando Belldandy lo invita a ver la representación de marionetas Keiichi no logra captar la clarísima insinuación para declararse que le hace Belldandy. A mi modo de ver, solo faltó que el príncipe se llamará Keiichi para que la escena no fuera más evidente.

Es una suerte para Keiichi que Belldandy sea tan paciente. Pero Hild no está para nada contenta con tanta parsimonia y decide intervenir para conseguir que Belldandy continúe emitiendo energía de felicidad. Eventualmente lo logra, y de alguna manera consigue que la pareja entre en un estado de suspensión o trance dentro de la rueda de la fortuna. ¿Qué es exactamente lo que ha conseguido Hild? A mi modo de ver ha empujado a Keiichi y Belldandy a un estado de amor egoísta, ese que pretende vivir de él mismo, desvinculándose de todo y todos los que los rodean. El amor egoísta no es amor verdadero y es característico de Hild el tratar de corromper los sentimientos más puros hasta convertirlos en todo lo contrario.

Descenlace

Por suerte Keiichi no es un humano cualquiera, al fin y al cabo una diosa lo ha elegido como pareja, y reacciona puntualmente cuando los espíritus de las atracciones, quizás en agradecimiento por sus atenciones, le advierten del engaño de Hild. Al conversar con su alter ego, el príncipe de las marionetas, Keiichi es confrontado a reconocer que el amor no puede existir solo a través de tu pareja, desvincularse del exterior condena al amor a existir en un mundo hueco y vacío sin lazos ni vínculos. La felicidad no es la acumulación de los momentos alegres descartando el resto, hacerlo nos daría una fotografía incompleta de nuestras vidas. Los momentos tristes también tienen su propósito. En la adversidad nos unimos más a nuestros seres queridos y a nuestros recuerdos, solo así podemos soportarla y eventualmente superarla. Necesitamos probar lo amargo para apreciar lo dulce.

El lazo que une a Belldandy y Keiichi es tan fuerte que él puede oirla en su mente y al recibir los sentimientos de la diosa encuentra la fuerza para romper el encantamiento de Hild. Ahora tiene que rescatar a Belldandy. La dramática declaración de Keiichi consigue despertar a Belldandy, a estas alturas un beso entre ambos hubiera coronado la escena, pero lamentablemente todavía tendremos que esperar. A este paso voy a hacerme viejo, al menos espero que mis hijos lo vean. Ahora bien, pensándolo mejor, un beso en estos momentos hubiera sido demasiado Disney para mi gusto.

Preguntas sueltas

Ha sido un buen capítulo pero personalmente a mí me deja algunas preguntas en el aire ¿Cómo es posible que Belldandy no se diera cuenta de la fuga de energía, sobre todo en tales cantidades como para poner en peligro la estadía de las diosas en la tierra?, ¿cómo es posible que Keiichi oyera a las atracciones del parque, ese poder ya está haciendo demasiado obvio que es algo más que un humano vulgar y corriente?, ¿por qué Hild estuvo tan pasiva en el final, fue capaz de concebir un plan tan sutil y se deja distraer tan fácilmente por su hija?, ¿qué hizo después que se desbarató su plan “adiós, nos vemos otro día, cuídate Urd”?, ¿cuál fue el aporte real de Skuld en la historia?, ¿cómo logrará pagar las reparaciones de su mini-computadora malograda, a plazos?, ¿cómo es posible que Keiichi no entendiera la indirecta de Belldandy para declararse en la exhibición de marionetas?, ¿cómo puede enamorarse una diosa de alguien tan despistado?, ¿Keiichi realmente es despistado o solo se hace el tonto para no declararse?

Ojalá que pronto encontremos respuesta a estas preguntas. Hasta ese entonces.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias