Cultura anime y manga

Touma y Urara: amores deshonestos


Uno de los aspectos más atractivos del manga de Sakura Tsuushin es la manera descarnada y franca que nos narra la relación romántica entre sus protagonistas: Touma Inaba y Urara Kasuga. Esta característica lo diferencia de otras historias, especialmente del shoujo, que están fuertemente influenciadas por el romanticismo clásico, que se basan en una visión idealizada de los protagonistas.

En Sakura Tsuushin esto no es así, los protagonistas son falibles, se equivocan y toman decisiones en ocasiones desastrosas para sus propios intereses, tanto Touma como Urara mienten y engañan por acción u omisión tal como todos hacemos en la realidad.

Para mentir y comer pescado…

Es fácil identificar en Touma a un mentiroso compulsivo. Desde el mismo principio de la historia decide engañar a Mieko Yotsuba, la chica de sus sueños, haciéndole creer que ha aprobado el examen de ingreso y luego sigue mintiendo para hacerse pasar como un estudiante de economía de Keio, maniobrando al mismo tiempo para detener los ataques de su rival, Mashuu Tatsuhiko, que intenta desenmascararlo. Sería largo enumerar las mentiras de Touma porque lo hace con frecuencia y para su mala suerte lo hace mal porque casi siempre termina por caer víctima de su red de mentiras.

En el caso de Urara es algo más difícil calificarla de mentirosa y falsa, aunque también recurre a la mentira para conseguir sus fines. Aunque para algunas personas puede resultar perdonable que mienta para proteger o cuidar de su querido Touma-chan lo cierto es que raramente sus mentiras le han traído algún beneficio real a su amado, al contrario. La primera mentira de Urara ocurre al principio de la historia cuando se hizo pasar por una chica que ofrece sus favores a Touma en el hotel donde este se hospedaba. Precisamente esta jugarreta provocará indirectamente que Touma falle sus exámenes debido a que este contrae una enfermedad. Luego las mentiras continúan, cuando ella le revela a Touma que es su prima le oculta el hecho que su padre no vive con ella para convencerlo de que se quede a vivir en su departamento.

Conclusiones

Ni siquiera cunado finalmente Urara logra que Touma reconozca que la quiere e inician una relación las mentiras se detienen. El final feliz todavía está muy lejano para ambos y todavía les queda aprender de la manera más difícil que el amor no es suficiente para alcanzar la felicidad, porque lógicamente sin honestidad toda relación está condenada a fracasar tarde o temprano.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias