Ciencia y tecnología Cultura general

Windows: 25 años de duro camino.

A estas alturas supongo que la mayoría ya se habrá enterado: el pasado mes de noviembre Windows celebró 25 años. Un cuarto de siglo, nada menos. Un 20 de noviembre de 1985 salió a la venta Windows 1.0, el primer sistema operativo con interfaz gráfica de Microsoft. Los puristas dirán que técnicamente no era un sistema operativo sino simplemente una extensión gráfica para MS-DOS, y razón no les falta.

Pasando por alto estos detalles, cuando uno se pone a pensar en el cambio que ha experimentado desde entonces hasta Windows 7, la versión más reciente, uno no puede dejar de asombrarse. Por eso quiero mostrarles de entrada un video que encontré sobre la evolución de Windows a lo largo de su historia. Es sorprendente.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=TWfcZmynwFU[/youtube]

Una computadora en cada escritorio y en cada hogar

La frase pertenece a Bill Gates y refleja su empeño en masificar la computadora personal. Antes, la computación estaba reservada a los círculos militares, universidades o la gran empresa, que eran los únicos que podían permitirse pagar el alto costo de los equipos. El propio Gates tuvo muchas veces que entrar a escondidas a la universidad para hacer uso de una computadora. Por eso quería que todos tuvieran esa oportunidad que en su época juvenil era más bien el privilegio de unos pocos.

Por supuesto, Apple, IBM, Compaq, Intel y tantas otras empresas también pusieron lo suyo, pero fue gracias a Windows que la computación realmente se masificó, como consecuencia en el marketshare mundial 9 de cada 10 equipos de cómputo tienen una versión de Windows instalada.

Muchas opciones, pero muchas restricciones

Una de las cosas que constantemente se le critican a Microsoft es ser un monopolio y que aprovecha su enorme poder económico para imponer sus intereses a los demás. Esto ha provocado que algunas personas lleguen al punto de odiar a esta empresa.

Pero al principio no era así. Microsoft era una empresa relativamente pequeña y Windows apareció como una alternativa entre muchas otras y para colmo sus primeras dos versiones no tuvieron mucho éxito que digamos. Hoy en día la gente idealiza el tener alternativas a Windows y se imaginan que si hubieran varias opciones todo sería mejor1. Pero la fragmentación del mercado también tiene su defectos especialmente cuando esas alternativas son incompatibles entre sí, como ocurría en los 80 cuando todo sistema operativo estaba escrito para un hardware específico y exclusivo.

Al principio la gran mayoría de potenciales compradores de una computadora personal tuvieron su primer acercamiento a estos equipos en su trabajo, lógicamente se aficionaron a ciertos programas y querían tenerlos la computadora que iban a adquirir para su casa. El problema era que si querías comprar una marca distinta2, tenías que renunciar forzosamente a tus programas favoritos porque era casi imposible conseguirlos si tu sistema operativo era otro.

Los programadores tampoco la estaban pasando bien, porque tenían que escribir sus aplicaciones para muchas plataformas distintas e incompatibles entre sí. Si solo escribías para una tu mercado potencial era demasiado reducido para garantizar ganancias sustanciales. Hoy en día renegamos del monopolio de un sistema operativo, pero olvidamos que gracias a contar con una plataforma común se pudo crear un mercado masivo que ofrece mejores oportunidades de negocio para todos.

Windows: el secreto del éxito

En un mundo donde predominaban los sistemas operativos cerrados y aferrados a un modelo de negocio basado en la venta de hardware Microsoft hizo la diferencia. Los fabricantes y vendedores de clónicos de la PC de IBM como Compaq, Dell o HP empezaban a hacerse conocidos. Microsoft los convenció de preinstalar Windows en sus equipos mediante una licencia más barata, la famosa licencia OEM3.

Preinstalar Windows a precios económicos fue una buena jugada pero el verdadero secreto del éxito fue conseguir que los programadores escribieran software para Windows. Gates les ofreció todas las facilidades4.

También se preocupó que empresas como Lotus y otros pesos pesados del software escribieran sus aplicaciones para Windows. Así ganaba el mercado corporativo que, como escribí antes, era la puerta de entrada de muchos usuarios al mundo de la computación. La creación de su propia suite ofimática: Office, para cubrir todas las necesidades de los usuarios, tanto corporativos como del hogar, apuntaba en la misma dirección.

Con estas previsiones en 1990 Windows 3.0 se conviritó en el primer Windows realmente exitoso y cinco años Windows 95 se convertiría en el sistema operativo predominante tanto en el nivel corporativo como en el de hogar desplazando completamente a la competencia, hasta el punto que solo Apple logró sobrevivir5. Nótese que Windows lo logró no por sus ventajas intrínsecas, porque habían otros sistemas igualmente competentes y hasta mejores, pero el éxito se lo dieron las aplicaciones de software. En realidad, el sistema operativo no sirve de mucho sin las aplicaciones.

No elegimos Windows, nos lo imponen.

Una verdad a medias, ciertamente nosotros no elegimos Windows, pero lo hicieron nuestro padres. Ahora Microsoft parece ser el malo de la película pero al principio no fue así. Es sintomático que el más poderoso también es el más odiado. Cuando Microsoft dejó de ser la pequeña empresa de sus orígenes los enemigos aparecieron por todas partes. Lo mismo le está pasando a Apple y hasta a Google.

Por lo demás, les recomiendo leer este artículo: Yo no odio a Bill Gates, escrito en Kriptópolis, sitio que no se caracteriza por escribir cosas agradables sobre Microsoft, pero la verdad sea dicha, la historia es la historia y no puede cambiarse, aunque a algunos les guste escribirla a su manera.

En resumidas cuentas tengo la fundada sospecha que si nosotros hubiéramos vivido en los primeros años de los 90 posiblemente hubiéramos elegido Windows, a pesar de lo que hoy pensamos, porque era la plataforma que daba más libertades, mejores precios y una cartera de software mucho más amplia que sus competidores.

En ese sentido las cosas no han cambiado mucho que digamos; Linux puede presumir de ser más económico porque es gratis, pero en todo lo demás todavía le falta; como usuario de varias distribuciones de Linux puedo hablar por experiencia propia. Me gusta Linux, pero sigo prefiriendo Windows por muchas razones.

El futuro de Windows

Posiblemente Windows siga dominando el mercado de sistemas operativos de escritorio por muchos años. Seguramente la gente que lo detesta seguirá allí lista para recordarnos lo malo que es. De todas formas es bueno que existan competidores: Mac ha crecido significativamente estos últimos años, especialmente en los EEUU. Mientras que Linux se ha posicionado fuertemente en el mercado de servidores y de las súpercomputadoras.

Windows no tiene a dónde expandirse, salvo la cloud computing y ha reaccionado en consecuencia. Windows 7 es un gran sistema operativo pero la próxima versión estará orientada a la nube, el proyecto Azure está progresando y sus otros servicios en la nube han mejorado notablemente como Bing, Office Web App6 y Hotmail, han sacado un antivirus realmente competente como Microsoft Security Essentials. Por supuesto, en tales condicones los usuarios somos los más beneficiarios por esta situación de competencia.

Lo importante para nosotros los usuarios es que este gigante sienta amenazado su lugar, solo así reacciona ofreciendo mejores productos. Así que esperamos mejores productos y servicios en el futuro cercano.

  1. La competencia es buena para generar innovación pero cuando hay plataformas incompatibles más que innovación se crea fragmentación y dispersión de esfuerzos.
  2. ¿Por qué la gente compraría una marca distinta a la de su trabajo? Por el financiamiento, una computadora era muy costosa en esa época, conseguir un buen plan de pagos era clave para materializar su adquisición.
  3. OEM: Original Equipment Manufactured que traducido sería Fabricante de Equipos Originales
  4. Quizás hasta ofreció demasiado, la manía de escribir programas que constantemente hacen uso de privilegios de administrador provienen de esa época y son los causantes de muchos de los problemas de seguridad futuros de Windows.
  5. Y en gran medida, sobrevivió gracias a Microsoft, pero esa es otra historia.
  6. Office Web Apps es la version gratuita y en línea de la exitosa suite ofimática Office.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias