Cultura anime y manga

Leecher, toma lo que puedas y no devuelvas nada

Ninguna palabra los describe mejor, leecher1, son esos usuarios que visitan un sitio web con el exclusivo propósito de bajarse contenidos sin aportar absolutamente nada, ni siquieran se molestan en escribir un breve “gracias”.

Y no es uno tenga el ego tan grande como para esperar que se nos agradezca el tiempo y el esfuerzo invertido en el trabajo de edición. Porque el agradecer es una cuestión de educación y ya queda en la conciencia de cada quien hacerlo o no. El verdadero problema es que, a pesar de no tener tiempo ni para escribir un gracias en otras circunstancias, cuando uno se retrasa más de cuenta, se ponen a reclamar y quejarse de cuándo va a publicarse el próximo capítulo. Faltaba más.

¿No aceptamos las críticas de nuestros usuarios?

Aclaremos primero algo. Cuando uno paga tiene todo el derecho de reclamar, de manera que si llega el día en que cobremos por nuestro trabajo les prometo que abriremos una sección de quejas y devoluciones.

Ahora sí vamos a responder la pregunta en cuestión: por supuesto que sí aceptamos críticas, entre ellas, las que preguntan por los retrasos; pero hay formas y modales para hacerlo. Los usuarios que preguntan sin malicia no se consideran leecher, porque esos usuarios usualmente son respetuosos y cuando uno les responde son comprensivos, porque entienden que dado que usamos de nuestro tiempo libre para estas tareas a menudo otras urgencias nos desvían de nuestro propósito de editar el manga tan pronto como podamos. Esos comentarios, en lugar de ser una pesada carga, son un estímulo para seguir adelante, porque pone en evidencia que nuestro trabajo es apreciado.

Y hablando de aceptar críticas, me permito recordar que tenemos una sección para reportar errores, porque somos concientes que nuestro trabajo no es perfecto; en resumen, aceptamos las críticas, pero constructivas, ya que estas en realidad son un aporte y ayudan a que nuestro proyecto mejore. Dejo constancia que toda “crítica” que se ha presentado en la sección de reporte de errores finalmente ha sido atendida.

¿Tan malos son los leecher?

Los usuarios de tipo leecher no son completamente inútiles. Muchos de los enlaces que se suben a diferentes servidores tienen tiempos de caducidad, si no fuera porque hay gente bajándoselos constantemente esos enlaces podrían perderse obligándo a sus creadores a resubirlos. Este aporte del leecher, aunque indirecto, no debe ignorarse del todo.

Fuera de esto, los leecher pueden llegar a convertirse en una calamidad porque ponen a prueba nuestra paciencia y a menudo sus formas poco educadas de reclamar ocasionan que el ambiente de un sitio pueda deteriorarse con respuestas de igual calibre.

Adicionalmente, personalmente he visto muchos proyectos abandonados porque sus impulsores no sentían suficiente apoyo de la comunidad a la cual iban dirigidos. Si los proyectos se abandonan por falta de apoyo, el reclamo es la gota que colma el vaso y empuja decisiones que terminan por perjudicar a todos.

Y al final, piénselo bien, los editores de manga puede continuar haciéndo lo suyo, porque lo aprendido nadie se los quita, pero podrían decidir hacerlo solo para ellos y sus amigos más cercanos, a quienes podrían enviarles los enlaces por vía privadas (registros, lista de correos, etcétera) y se acabó el asunto.

Ojalá los leecher se den cuenta del daño que hacen y cambien de actitud. En ese sentido soy algo optimisma, creo firmemente que con el tiempo, y con la madurez que dan los años, muchos lo harán.

  1. Leecher: del inglés leech, que traducido es sanguijuela, es un gusano parásito que se alimenta de la sangre de los demás, en lenguaje coloquial se dice de aquella persona que se aprovecha de otras apropiándose de sus bienes poco a poco.