Cultura anime y manga Cultura general

Por siempre, Locomotion

Locomotion es un recordado canal de televisión por cable que tuvo una honda repercusión para quienes tuvimos la suerte de disfrutarlo. Sobre su historia hay muchos detalles en la jugosa entrada que puede encontrarse en la wikipedia sobre este canal. A mí me interesa escribir sobre lo que Locomotion significó para mí y mucha gente.

Antes de Locomotion

Como buen latinoamericano, mi ignorancia me permitía soportar el hecho de que por cortesía de los canales de televisión local me estaba perdiendo del mundo de la animación japonesa. Si actualmente, después del efecto Dragon Ball y Pokemón, seguimos con una oferta limitada de anime, imagínense como era en esa época. Y lo poco que transmitían lo hacían en una programación infame: para ver Slayers yo tuve que levantarme ¡en sábado! a las 6:00 AM ¿qué se creen estos tipos que uno no tiene derecho a descansar el fin de semana?. La Visión de Escaflowne sí la transmitieron en un horario decente, de lunes a viernes, pero me perdí el final y luego la reemplazaron con un programa de concursos o una telenovela mexicana, ya ni me acuerdo. De pura casualidad di con el capítulo que me faltaba algunas semanas después. Y yo fui de los que tuvieron suerte de encontrarlo.

Locomotion para todos los gustos

Por eso Locomotion fue toda una revelación. No solamente por sus 24 horas ininterrumpidas de anime, sino por la variedad de series y temáticas que existían, hasta el punto de que algunas eran realmente ácidas y críticas de nuestra sociedad, como otras podía ser muy controversaliales por los temas que usaban dentro de sus tramas como el suidicio en el caso de Lain o la religión en Evangelion.

Por supuesto, también habían series que no me gustaban, como Bob y Margaret, Ren y Stimpy o South Park. Y no es que tuviera algo contra las series que no eran de animación japonesa ya que algunos animes considerados experimentales, y cuyos nombres ahora no recuerdo por obvias razones, eran demasiado bizarros para mi gusto. Pero incluso cuando no me gustaban formaban parte de la variada oferta de anime de Locomotion.

Los mejores recuerdos de Locomotion los tengo de su espacio Japanimation, donde circulaban lo mejor de la animación japonesa y como no podía ser de otra forma allí tuve mi primer contacto con series que ahora mismo están entre mis preferidas como ¡Oh, mi diosa! (Aa! Megamisama) y Sakura Mail (Sakura Tsuushin), además de If I see you in my dreams (Yume de Aetara), Cowboy Bepop, Saber Marionette, la película de Macross: Do you remember love?, entre muchas otras.

Epílogo

En 2005 Locomotion dejó de existir al ser comprada por Sony y convertida en Animax, que aunque ha transmitido series muy buenas como Fullmetal Alchemist, por ejemplo, ya no ofrece esa variedad de la que se disfrutaba antes. Algunos dicen que la explicación es que da demasiada preferencia a un anime más comercial y se supone de menor calidad. No sé hasta que punto tienen razón, un anime comercial no necesariamente es de menor calidad. Lo cierto es que ahora mismo veo mucho menos Animax que Locomotion y eso es lo único que pudo dar por seguro.

Así están las cosas en el mundo de la televisión, al menos a algunos afortunados nos queda la internet para complementar nuestra afición por un anime más atrevido, variado e incluso experimental, para saciar nuestro interés por descubrir nuevas series y no conformarnos con esperar lo que tiene que ofrecernos Animax.

Solo me queda agregar: hasta siempre Locomotion, en nuestros recuerdos siempre estarás presente.


Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias