Reseñas

Revisión | The Big Bang Theory 9×21: The Viewing Party Combustion

Evaluación del Editor
  • Comedia6
  • Personajes5
  • Guion4
Puntaje Total5.0

Al mal tiempo, buena cara. Sin embargo, no nos engañemos, este quizás sea uno de los episodios más “regulares” de la temporada. ¿Comedia? La justa para calificar como tal. Paradójicamente, esta semana la serie ha remontado un poco en las audiencias, aunque quizás más por méritos del episodio anterior, que se hubiera merecido mejores resultados. Pero así son las cosas.

Como siempre, esta revisión contiene muchos spoilers. Si todavía no has visto este episodio y no quieres enterarte, pues no sigas adelante. Estás advertido.

La reseña está organizada en tres partes. En la primera hacemos un breve repaso de las historias narradas en el episodio. En la segunda listamos los mejores y peores momentos. Y en la tercera damos un puntaje, el que escribe lo hace en tres categorías: comedia, desarrollo de personajes y guion (fluidez, naturalidad e ingenio con el cual presentaron las escenas), los que quieran unirse a valorar el episodio pueden hacerlo a través de un sistema de 5 estrellas, siendo 5 la mejor calificación y 1 estrella, la peor.

Juego en piloto automático

Un episodio, en el cual la trama gira en torno al grupo reuniéndose para ver Juego de Tronos, era la ocasión perfecta para explorar la dinámica de las parejas frente a la faceta nerd de los chicos. Ojalá todos hubieran usado disfraces, pero no, el único que lo hace es Stuart, y para colmo, todos se burlan de él por eso. Y no será la última vez.

La crisis es presenta pronto, cuando Leonard inicia una discusión con Sheldon sobre su negativa a asistir a otra reunión de compañeros. La mala noticia para Leonard es que su esposa se pone del lado del pequeño Sheldon, otra vez. Algo que realmente lo pone de mal humor. Luego, los reproches sobre comportamientos infantiles escalan a una franca hostilidad que divide al grupo.

Por su parte, Howard está harto de que Raj esté presumiendo que sale con dos chicas (Emily y Claire). Aparentemente, Howard se olvida de que él hace lo mismo con Raj todo el tiempo. Pero claro, todos recordamos solo lo que queremos. Así las cosas, cuando Howard y Raj llegan a la “fiesta”, cada uno toma un bando, solo para no seguir juntos.

Desde este punto, viene lo realmente interesante. Por una parte descubrimos, gracias a Amy, que Penny está usando el acuerdo de compañeros para sacar ventaja sobre Leonard, manipulando a Sheldon para conseguir “mayoría”, en el remedo de democracia que usa este para tratar todos los asuntos del departamento.

Cuando Leonard finalmente se da cuenta de la situación estalla. Y como su situación ocasiona las risas de Howard, el mismo Leonard, con la ayuda de Amy, le hacen notar al ingeniero que a él le pasa algo parecido con Bernadette. Ya que ella siempre está protegiendo a Raj, incluso recomendádole a este que acuse a su marido en la oficina de Recursos Humanos, por sus bromas raciales. Al darse cuenta de la situación, al igual que Leonard, Howard también estalla.

Y lo que podría ser un interesante punto de partida para discutir problemas de fondo en las relaciones, se tira todo por la borda, sacándose de la chistera el fácil recurso de intoxicar a Howard con la comida (otra vez los maníes). Y con todos en el hospital, se olvidan del conflicto y se “reconcilian” (aunque otra a vez a costa de Stuart).

La guinda del pastel fue ver a los chicos riéndose de Stuart en el escena final. Fue el cierre perfecto para un episodio que le da la espalda a lo nerd para abrazar su temática más perezosa y costumbrista.

Apuntes finales

Solo quiero hacer dos apuntes, el primero es hacer notar que el grupo formado por Leonard, Amy y Howard fue el más divertido de la historia. Las bromas sobre la testosterona, los líos de pareja de Leonard y Howard, y la intromisión de Amy, fueron de lo mejor. El otro grupo casi no aportó nada al episodio.

Mi segundo apunte es externo al episodio. Tiene que ver con la reacción del fandom Shenny, quienes han visto revivir sus esperanzas debido a que en este episodio se llega a decir que “Penny siempre se pone del lado de Sheldon”, lo que de una manera muy creativa es utilizado para llegar a la conclusión favorita de este fandom: que ambos terminarán juntos al final de la serie, porque hay una “conexión” o compatibilidad entre ambos personajes.

Bueno, todos deberíamos saber a estas alturas, que los escritores pueden hacer lo que quieran con la serie y sus personajes. Hace unos años, ¿quién hubiera imaginado que Sheldon tendría novia? Para que vean que no hay imposibles.

Dicho esto, por otra parte, los escritores han dejado claro en más de una ocasión que el Shenny jamás ocurrirá en el canon. Solo en sueños o mundos alternativos, como ocurrió cuando Leonard imaginó un beso Shenny esta temporada, o cuando Amy fantaseó con una Penny enamorada de Sheldon, cuando todos imaginaron su vida sin este en un episodio navideño.

Personalmente, yo creo que los escritores solo introducen elementos Shenny para complacer al fandom de esta pareja, o mejor dicho, les dan migajas aquí y allá, alimentando sus falsas esperanzas para mantenerlos viendo la serie. Suena cruel, pero así funcionan las cosas en una industria del entretenimiento que vive de las audiencias. También lo hacen con las otras parejas y sus respectivos fandom. Pero ese ya es otro tema.

Los Shenny otra vez

Lo que más me gustó

  • “Me gusta una fiesta como a cualquiera, siempre y cuando a esa persona tampoco le gusten las fiestas”, de Sheldon a Leonard.
  • – Raj: “Oye, ¿dije algo que te enojara?” – Howard: “No, estoy bien”. – Raj: “¿Seguro? Porque usualmente subimos las escaleras juntos y ahora te sigo dos escalones abajo, y mirándote el trasero”.
  • -Amy: “¿Quieres verla con nosotros?” – Howard: “Mientras no te tenga que verla con él (Raj)”. – Raj: “Yo tampoco quiero verla contigo, voy para allá”. – Howard: “¿Por qué eres tú quien escoge?” – Raj: “Bien, entonces ve tú para allá”. – Howard: “¡No me digas dónde ir!”.
  • – Amy: Igual que las mujeres, los hombres también tienen un ciclo hormonal mensual. La pérdida de testosterona puede causar irritabilidad”. – Howard: “Interesante. Quizás mi ciclo masculino se sincronizó con el período de Raj”. – Leonard: “Si la testosterona de Sheldon bajara, él se convertiría en una mariposa”.
  • Stuart en su traje de Jon Snow.
  • – Bernadette (a Stuart): “¿Por qué estás vestido así?” – Stuart: “Howard creyó que sería gracioso decirme que era una fiesta de disfraces”. – Bernadette: “Esa fue una broma muy pesada”. – Stuart: “Déjalo, casi muere, así que ya estamos bien”.
  • – Bernadette: “¿Cómo estás?” – Howard: “Bien, solo algo avergonzado porque tuvieran que bajarme en brazos por las escaleras como un bebé. (A Penny) Gracias.

De errores y detalles que no gustaron

Al principio, pensé que la repentina disposición de Penny hacia las reuniones de Sheldon era una contradicción del personaje, pero luego se descubre que había otros intereses de su parte. Así que no es una incoherencia del personaje.

Sinceramente, no he tenido tiempo para encontrar algún detalle adicional en este punto. Más adelante, y quizás con la ayuda de ustedes, pueda actualizar esta parte.

Puntuación del editor

En este episodio he tenido que buscar las bromas, las buenas, con lupa. Por suerte, tampoco hay bromas desagradables. Así que le daré un puntaje regular.

Otro episodio con una premisa interesante que se desaprovecha de mala manera. Evolución de personajes cero, nada, hasta podría decirse que le da la espalda a su lado nerd. Puntaje regular.

Una trama plana sin sorpresas y que se resuelve con un recurso perezoso. No es un desastre, pero como siempre uno espera algo más de esfuerzo. Puntaje medio bajo.

Puntaje de los fans

Bueno, ahora te toca a ti compartir tu opinión y si gustas votar dándole un puntaje a este capítulo, el tiempo de votación es limitado y eventualmente se cerrará, así que hazlo lo más pronto posible.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias