Permanentemente conectados, mala idea, buena idea

yfs-nokia-lumia-920

Admito que esta entrada originalmente fue concebida para comentar sobre la adquisión de mi Nokia Lumia 920, un precioso móvil que compré en agosto del año pasado (2013) y del cual estoy bastante satisfecho.

Sé que hoy en día mucha gente compra iPhones o una de las múltiples alternativas con Android. Pero no sé exactamente por qué yo nunca he sentido debilidad por estos productos.

De todas formas yo resistí la tendencia de comprar un smartphone muchos años. Al punto que he sobrevivido muy bien con mi Motorola Rokr sin dificultades. Yo era de los que creía que un móvil es principalmente para hacer llamadas y no veía necesidad alguna de cambiar eso.

Ser importante

Un amigo me dijo hace algún tiempo, cuando recién aparecieron los móviles en mi país y solo podían adquirirse a un gran costo: “una persona realmente importante no necesita un móvil, si eres importante te buscan y te esperan”.

Han pasado muchos años desde entonces y hoy en día el móvil es algo cotidiano, pero la necesidad de ser importante sigue vigente. Antes eran con un móvil (el que sea), ahora es con un smartphone. Si no fuera el caso, marcas como Apple, que viven de esa necesidad de la gente de “ser diferentes”, no existirían.

Lo negativo de la conectividad

Incluso antes de los smartphones, tener un móvil ya era un problema. Antes podías desaparecerte, ahora es más difícil. El jefe puede llamarte a cualquier hora y ya no sirve el “ha salido” porque eso servía con el teléfono fijo de la casa, que no con el móvil que es personal (cierto, eso de “olvidó el móvil y salió” vale, pero una o dos veces máximo).

Con el smartphone ha aumentado la pérdida de tiempo, y se ha consolidado el fenómeno de la procastinación, o sea, el postergar cosas o decisiones importantes para realizar cosas más irrelevantes pero más placenteras.

La gente, y aquí me incluyo, perdemos demasiado tiempo en facebook, en twitter, jugando, mirando series o películas, o simplemente navegado a la deriva en internet. Antes podíamos dejar la PC y desconectarnos, ahora el smartphone está en nuestro bolsillo, invitándonos a caer en la tentanción en cualquier momento.

Lo positivo

Sin embargo, no quiero ser persimista y concluiré esta entrada mencionando algunas de las cosas que personalmente considero positivas de estar permanentemente conectado con un móvil.

  • El correo electrónico

    Dado por muerto incontables veces, sigue ahí vivito y coleando. Y mientras se necesite uno para registrarte en cualquier otro servicio relacionado con internet seguirá así.

    De momento, yo tengo 4 cuentas de correo, una con mi información real para mis comunicaciones familiares y de trabajo, una segunda con información de mi alter ego Camelot para mis aficiones y otras que no deseo mezclar con mis asuntos personales, y una tercera también con información real para realizar ahí un respaldo a la primera.

    Desde que tengo el Lumia estoy informado incluso si no estoy en la PC. Un gran avance desde mi anterior móvil, que no tenía esa característica.

  • Redes sociales

    Mientras las tenga bajo control, son buenos servicios para aumentar el posicionamiento y visibilidad de los blogs.

    En Windows Phone tengo las aplicaciones oficiales de Facebook y Twitter. La de Facebook consume mucha batería así que no la uso mucho, solo lo necesario. En la de Twitter paso más tiempo, aunque no en la cuenta de YggdrasilFS.com, debo reconocerlo.

    ¿Y Google+? Por el momento, no gracias. Ya tengo suficiente con redes sociales.

  • Blogs

    Gracias la aplicación oficial de WordPress en Windows Phone, uno puede revisar desde el móvil todos sus blogs, aprobar, responder y hasta eliminar comentarios.

    Otro de mis mejores hallazgos es poder leer todos los blogs que sigo a través de NextGen Reader, una aplicación que conseguí gratis en una promoción.

Más por descubrir

Lo más interesante está por venir, estoy seguro. Todavía no les he hablado sobre varias cosas que estoy probando, pero donde todavía no tengo un favorito claro, como son las aplicaciones para lectura de manga, las de seguimiento de series, la creación de galerías de imágenes.

Lo haré en futuras entradas, porque hay infinitos recursos que se pueden aprovechar, pero precisamente porque son infinitos a veces consume mucho tiempo el descubrirlos, entenderlos y finalmente aprovecharlos. Pero haremos el intento.

Comente

Tu correo-e no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

*