Clásico | Akira de Katsuhiro Otomo

Akira
Existen obras que por su importancia o impacto marcan un antes y un después, Akira, obra cumbre de Katsuhiro Otomo es una de ellas. La película de Akira hizo algo más importante que abrir puertas al anime y al manga de Japón en occidente: le hizo ganar respeto. Técnicamente la calidad de la animación, el detalle, la narrativa, todo fue avanzado para su época y le mereció excelentes opiniones tanto dentro como fuera del Japón. Su presupuesto fue el más altor que había merecido ninguna película hasta la fecha de su estreno y no sería superado hasta Ghost in the Shell.

La película es mucho más impactante que el manga ya que por su propio formato obliga a condensar la historia y eso juega a su favor. El manga por su parte tiene un argumento mucho más sólido ya que la historia se describe con mayor detalle, el carácter de los personajes así como sus motivaciones y evolución están más desarrolladas. Como ocurre en muchos otros casos algunos prefieren la película y otros el manga. Como sea, un detalle a tomar en cuenta es que la buena adaptación que se hizo del manga para la película se debe a que el director de la película es el propio autor del manga, es decir, Katsuhiro Otomo.

Trama y argumento

El avance tecnológico, en lugar de conseguir el bienestar del humanidad ha ocasionado una de las peores catástrofes: una guerra nuclear que devastó las principales ciudades del planeta. Treinta años después, en 2019, sobre las ruinas de Tokio, la ciudad donde se produjo la que se cree fue la primera explosión nuclear que desencadenó la hecatombe, se alza la megalópolis de Neo-Tokio, una ciudad opresiva e inhumana cargada de problemas como el desempleo, la violencia, la droga y el terrorismo. El gobierno recluta y secuestra niños con poderes psíquicos para experimentar con ellos y conseguir así, a partir de sus predicciones, una ventaja que les permita conservar el poder en medio del caos. Las sectas religiosas y los grupos extremistas, aprovechándose de la insatisfacción de los ciudadanos, cultivan el mito de AKIRA, un “niño cobaya” depositario de la “energía absoluta” cuya resurrección significaría para Japón el amanecer de una nueva era.

Kaneda y Tetsuo, al principio de la historia, son los mejores amigos, el primero es el líder de una banda de motociclistas despreocupados y el segundo es su protegido dentro de su grupo. El gobierno descubre que Tetsuo tiene un potencial psíquico inmenso como nunca se había visto y experimentará con él. Las cúpulas militares, los grupos revolucionarios anarquistas y politicos corruptos pugnarán por controlar los poderes de Tetsuo para sus propios fines. Pero el despertar de los poderes del joven también despertará los sentimientos más oscuros de su carácter hasta el punto de creerse un dios, el poder ilimitado lo corromperá buscando vengarse de quienes lo oprimieron, el asunto es que no logra distinguir las ofensas reales de aquellas que solo existen en su mente cada vez más paranoica.

Kaneda intentará rescatar a su amigo y liberarlo del control del gobierno, se involucra con los grupos rebeldes pero se decepcionará terriblemente al descubrir que el ser que encuentra ya no es el amigo de su infancia y que desea su muerte.

La tragedia se completa cuando Tetsuo se obsesiona con encontrar a Akira pues se considera su sucesor e ignora el papel que este jugó en la guerra que destruyó la humanidad.

Diferencias entre la película (anime) y el manga

Comic_Akira_001.jpgComic_Akira_016.jpgComic_Akira_017.jpgComic_Akira_022.jpgComic_Akira_032.jpg

Durante la primera parte de la película no se encuntras más que unos pocos cambios pero rápidamente las cosas comienzan a tomar caminos distintos. Algunos de los cambios que se pueden encontrar son1:

  • La manera como ocurre el accidente de Testuo es distinta. En la película ocurre durante una pelea entre las bandas de motociclistas, en el manga ocurre en el cráter de la explosión de 1992 sin intervención de los motociclistas rivales.
  • El carácter de Kaneda es diferente, en la película es mucho más maduro mientras que en el manga, si bien madura como personaje nunca llegal al nivel que se manifiesta en el final de la película.
  • En el manga, el líder del grupo disidente, Nezu, tiene una mayor participación trabajando para alguien de gran importancia dentro de la trama de la historia, en la película este poderoso personaje solo aparece fugazmente como una loca del culto a Akira.
  • En el manga, entre el despertar de Akira y el final de la historia trascurren muchos meses, y allí ocurren muchos acontecimientos importantes relacionados con el surgimiento del nuevo imperio de Tokio.

Se podría hacer un listado mucho más grande y seguramente quienes han leido el manga y visto la película podrían mencionar muchísimos más. Algunas de las diferencias se explican en la necesidad de condensar la historia dentro del metraje de la película, otros cambios se dieron simplemente porque el manga todavía no había concluido cuando se filmó la película, de manera que Katsuhiro Otomo todavía había plasmado todas sus ideas en el papel, de hecho el final ni siquiera lo tenía previsto todavía y para la película tenía forzosamente que crear uno.

Existen una curiosa anécdota al respecto. Se cuenta que en esos días se fue a tomar unos tragos con su amigo, Alejandro Kodorowsky, polifacético artista chileno a quien le confesó entre copas su preocupación porque no tenía el final de la película. Kodorowsky le propuso entonces un final y hasta se lo dibujó en servilletas para mejor ilustración. Aunque Otomo le ha agradecido públicamente por su ayuda en el brillante final de la película, Kodorowsky siempre ha dicho que personalmente no recuerda nada de su conversación en el bar porque estaba borracho.

Importancia y significado de Akira

Katsuhiro OtomoPara entender la historia de Akira, al menos su naturaleza oscura y apocalíptica, debemos recordar que fue concebida en la época de la guerra fría, cuando el temor de una hecatombe nuclear dominaba la mente de la humanidad. Sin embargo, a pesar que hoy en día este peligro parece haber menguado, no dejan de manifestarse otros problemas descritos por Otomo: la misma paranoia por el control del gobierno, el desempleo, la corrupción y los problemas de adaptación de la juventud.

Personalmente se me antoja una historia sumamente pesimista. A menudo estas historias gustan a los jóvenes porque se nos suele retratar como víctimas y luego como héroes. Los adultos están podridos y solo la juventud podrá cambiar las cosas si es conciente del poder que tiene. Nos gusta este discurso, es embriagador y seductor. Lamentablemente, también suele ser falso.

En el fondo, la historia de Akira es un terrible metáfora donde los propósitos más nobles se corrompen en el camino cuando se apela a la violencia como única alternativa. Tetsuo es un ejemplo de como una víctima, con pasmosa facilidad, se puede convertir en verdugo cuando se deja llevar por sus rencores. Quienes confunden justicia con venganza van por el camino de la autodestrucción moral.

Muchos de los problemas que plantea Akira siguen vigentes y la humanidad sigue buscando una solución para ellos. Esa capacidad de perdurar en el tiempo, para no dejar a nadie indiferente y obligarnos a cuestionar nuestras creencias es lo que la hace a Akira merecedor del título de clásico. Una obra imprescindible.

  1. El análisis comparativo está condensado de Manga: Akira, ¿versión fílmica, de animación o versión gráfica?

5 comentarios

  1. Muy bueno, aunque me ha dejado un poco frío al comienzo porque nunca lo había visto. El video ayuda pero no aclara mucho. He tenido que buscarme la película por yotube para darme una mejor idea y la verdad es que pinta excelente, me la voy a conseguir como sea apenas pueda.

    Los que miran anime para distraerse y pasarla bien no creo que les guste porque se nota una historia que te obliga a prestar atención en los detalles. Para mi está excelente cuando tenga un sábado libre para darle toda mi atención.

    Camelot, te recomiendo que la próxima vez pongas enlaces para descargarla.

  2. Buen artículo como siempre, e interesante reflexión. Vi Akira hace unos años y me gustó mucho. Siempre me atrajeron las obras que tienen ese ambiente futurista-pesimista-violento que mencionás (propio del cyberpunk). Lamentablemente estaba doblada en español (de España, no latino). Creo que debería volver a verla pero en Japonés para disfrutarla aún más.

    • Las películas con argumento siempre deberían verse en el idioma original y con subtítulos, porque hay sutilezas en lo que se dice y el cómo se dice que los del doblaje se lo pasan por alto.

      El otro día veia una peli traducida al español de España y estaba muy bien, neutro hasta donde se puede pedir (apenas y se notaba el dejo) pero lo echaron todo a perder confundiendo 3 veces los nombres de los personajes. Nada menos.

    • Una cosa más de los doblajes de España, tuvieron una época, creo durante la dictadura de Franco, donde la censura actuó sin pudor (irónico) así que todas las obras dobladas durante esa época seguro están modificados los diálogos.

      • Si, hoy en día en miro todo en idioma original, sea animé o no, Pero en el momento en que vi la película no estaba acostumbrado a bajar animé (fue uno de los primeros animé que vi en la Pc) entonces no busqué demasiado y bajé el primero que encontré, que estaba en español.

Comente

Tu correo-e no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

*