Reseñas The Big Bang Theory

Reseña | The Big Bang Theory 10×13: The Romance Calibration

Puntaje del Editor
  • Comedia
  • Personajes
  • Guion
Puntaje Total

Luego de tres episodios con audiencias en aumento, este episodio ha sido un pequeño pero claro tropiezo, perdiendo casi dos millones de espectadores con relación al episodio anterior. Esperemos que en el siguiente recupere, tanto la audiencia como la inspiración, porque personalmente este episodio no me gustó mucho. Pero no nos adelantemos y vayamos con calma.

Como es usual en estos casos, te recuerdo que esta revisión contiene muchos spoilers. Si todavía no has visto este episodio, y no quieres enterarte, no sigas adelante. Estás advertido.

La reseña está organizada en tres partes. En la primera, haremos un breve repaso de las tramas. En la segunda, listaremos los mejores y los peores díalogos o momentos del episodio. Y en la tercera, le daremos un puntaje. El que escribe, lo hace considerando tres criterios: comedia, desarrollo de personajes y guion (fluidez, naturalidad e ingenio con el cual presentaron las escenas).

Los que deseen, puede dejarnos su propia valoración del episodio, a través de un sistema de puntaje de 5 estrellas habilitado al final de la entrada, siendo 5 estrellas la mejor calificación y 1 estrella, la peor.

No sabes lo que quieres

A pesar de que prometieron no sabotear su relación, parece que solo Leonard está cumpliendo su parte, porque en este episodio Penny vuelve a las andadas y se vuelve quisquillosa con la apariencia de Leonard. Otra “sorpresa” del episodio, jamás habíamos visto a Leonard tan descuidado hasta ahora.

Como sea, lo que dos personas normales habrían resuelto en un par de minutos, ni que lo que hizo Leonard fuera un escándalo, vamos, desemboca en una discusión que provoca el distanciamiento de ambos personajes. Lo único bueno de todo esto es que no llegaron a los gritos. Lo cual no es impedimento para que una vez más Sheldon hable de divorcio, y de que si es así, espera tener dos Navidades, cada una con sus “padres” separados.

Para acabar el disparate, Leonard y Penny le piden a Sheldon que les ayude a escribir un Acuerdo de Relación, para resolver sus diferencias. Bien, aquí me voy a marcar un pequeño deslinde de los fans Lenny que echan chispas por esta tomadura de pelo, es decir, que la pareja pida algo de lo que siempre se han burlado y de que los escritores intenten que el Lenny se parezca al Shamy, precisamente en lo peor que tiene la relación de Sheldon y Amy.

¿Lo peor? Sí, lo peor, porque no me dirás que es lindo que una mujer se tenga que reírse de los chistes malos de su pareja o que deba renunciar a sus sentimientos de nostalgia porque así la fuerza el contrato con su novio, tal como hemos visto en este episodio.

En fin, decía que tengo que hacer un deslinde, porque si bien a algunos les ha caído muy mal que el Lenny ahora tenga un Acuerdo de Relación, lo cierto es que el Lenny ya ha vivido bajo un acuerdo similar mientras vivía junto con Sheldon, que modificó el que tenía con Leonard para incluir a Penny. Acuerdo que luego nos enteramos, en el episodio de la maratón de Juego de Tronos, fue manipulado por Penny, a través de Sheldon, para conseguir ventajas sobre Leonard.

Así que no hagamos tanto escándalo, que el Lenny ya ha vivido bajo un Acuerdo de Relación antes. Eso no quita que sea un tontería, claro, pero al menos tiene un antecedente obvio, no los sinsentidos que se han sacado los escritores de la manga para provocar otra pelea entre Leonard y Penny, y que para variar, otra vez no resuelve el problema de fondo, que es la insatisfacción de Penny con su vida, que a estas alturas ya parece un molesto misterio sin resolver.

La ruta silenciosa de Wolowitz

De lejos, lo mejor del episodio. La trama es simple pero efectiva, gracias a la excelente actuación de Howard, bien secundado por Raj y Bernadette.

Comenzando con las descabelladas “soluciones creativas” que plantean los tres para solucionar el problema de los chirridos, cada cual más alucinante que la otra, más propias de dibujos animados, como la propuesta de Bernadette de lanzar a su esposo usando unas corres elásticas como si fuera Willy E. Coyote.

El bailecito de Howard tampoco se queda atrás. Definitivamente la capacidad de Simon Helberg para la comedia física está siendo desperdiciada en el show.

Dejamos para el final lo mejor del episodio, que fue el recorrido hilarante que hace Howard a través de la cuadrícula de la habitación de su hija, dando pasos y saltos acrobáticos, lidiando con otomanas y sillas giratorias hasta llegar a la cuna de Halley, totalmente exhausto. Definitivamente, Bernadette no quedó para nada impresionada… mucho menos con la opción “nocturna” que le presentó Raj como solución a sus reclamos.

No creo exagerar si digo que este episodio ha sido de lo mejor del Howardette y Raj en esta temporada, hablando estrictamente desde el punto de vista cómico.

Y para quienes lo pregunte, por ahora no hay planes de presentar el rostro del bebé al público, solo oiremos su voz. Aparentemente es una especie de homenaje a la madre de Howard, a la que siempre escuchamos pero jamás vimos su rostro tampoco.

Así parece que será con Halley también, lo cual es muy conveniente para la producción del show, ya que tener bebés en una espectáculo en vivo es muy complicado (lloran, se ensucian y según el caso se necesitaría que permanezcan despiertos en unas grabaciones que a veces duran hasta medianoche).

Shamy y el fanservice

El término fanservice es propio del mundo del manga y el anime que describe elementos superfluos a la historia principal, pero diseñados para divertir o atraer al público.

Y esto es algo que me ha venido a la mente viendo algunas escenas del Shamy en este episodio, en especial las escenas melosas y el beso que se dan al despedirse. Todo ello no aporta nada a la historia, pero es añadida para complacer al fandom que se ha lanzado a celebrar un “beso apasionado” de su pareja olvidando lo extraño y forzado que se ve. De alguna manera me hizo recordar un meme que hice hace tiempo, pero en este caso se trató de un fanservice para el Shenny, justo después de ese beso entre Sheldon y Penny en la temporada pasada.

Lo que más me gustó

  • Raj: “No deberías usar el tema de The Walking Dead como canción de cuna”. Howard: “Debo engancharla a la TV sino después pretenderá que la saque a jugar afuera”.
  • “Mi lema en el MIT era ‘Mente y Mano’ y resulta que también era mi lema como adolescente solitario”, de Howard.
  • Todas y cada una de las “ideas creativas” de Raj y Bernadette para que Howard llegue a la cuna de Halley.
  • “Si me extrañas x+1, yo te extrañaré: abran paréntesis, x+1, cierren paréntesis, a la segunda…”, de Amy antes de ser arrebatada por Penny, harta de su melosidad.
  • “¿En cuál (juego) serías más feliz perdiendo?”, de Sheldon a Leonard, tratando de animarlo.
  • El bailecito de “Chica material” de Howard.
  • “Te sacaría del coche de una patada, pero si Penny me deja, eres lo único que tengo”, de Leonard a Sheldon de camino al spa.
  • El acrobático y agotador recorrido de Howard a través de la habitación de Halley.

De errores y detalles que no gustaron

  • Ni siquiera en sus propias fantasías, Penny olvida sus problemas con el alcohol: “Recuerdo… que fuimos a la bodega. Y eso es todo” .
  • ¿Desde cuándo Leonard es un tipo descuidado con su apariencia y lanza eruptos así como así? Ese comportamiento lo esperaría más de la propia Penny que de Leonard.
  • Que Amy no deje de intentar sentirse mejor que Penny, como diciéndole que ahora la noche de chicas es de ella y cuando Penny le dice que no había pensado en ello: “¿Pero ahora lo estás pensando y te molesta?”
  • Que Sheldon siempre esté hablando del divorcio cada vez que sus “mejores amigos” tienen alguna discusión.
  • Lo egoísta que es Penny, haciéndose la víctima, olvidando todo lo que Leonard ha hecho por ella.
  • Este no es mío, pero un fan en FanForum hizo notar que Sheldon dice que el pepinillo es una verdura, lo cual es un error, porque es una fruta.

De momento, no tengo nada más. Más adelante, y quizás con la ayuda de ustedes, pueda actualizar esta parte.

Puntuación del editor

Si no fuera por el Howardette y Raj este episodio casi no tendría comedia. Puntaje de comedia: medio bajo.

Lo único destacable del episodio es que el Lenny vuelve a sortear una crisis, en especial el personaje de Penny que no queda claro qué es lo que le pasa o hacia dónde quieren llevarlo. Puntaje de desarrollo de personajes: medio bajo.

Un episodio tedioso, sino fuera por el alivio cómico, todo lo demás salta por los aires debido a las incoherencias de los personajes y una trama poco inspirada en el caso del Lenny. Puntaje de guion: medio bajo.

Puntaje de los fans

Bueno, ahora es tu turno de compartir con nosotros tu opinión, vota, asignándole un puntaje a este capítulo. Y como el tiempo de votación es limitado, será mejor que lo hagas ahora mismo.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…