Farándula

The Big Bang Theory consigue un récord Guinness por el episodio de Star Wars y el “Shamy coitus”

record-guinness-tbbt-2017

La edición 2017 de los Guinness World Records tendrá una entrada para The Big Bang Theory, gracias al episodio “The Open Night Excitation”, emitido el 17 de diciembre de 2015, que logró la más alta audiencia en vivo (Live +7), de la historia de la televisión.

Un episodio memorable

Fueron 24 millones de espectadores, los que consiguió el episodio once de la temporada nueve de nuestra serie favorita, que tenía el gran atractivo de introducir (nunca mejor dicho) la historia del primer coito de Sheldon Cooper y Amy Farrah Fowler.

Este evento disparó el interés de la serie en los medios y el público, incluso entre aquellos que no eran seguidores regulares de la serie, hasta entre quienes ni siquiera eran fans de la serie, pero sabían del programa, y sobre todo, conocían a Sheldon, debido a la gran popularidad del personaje.

Por si no fuera suficiente, se programó la emisión de este episodio un día antes del estreno mundial de la nueva trilogía de Star Wars, una de las más famosas y populares de todos los tiempos. Eso no fue, por supuesto, una coincidencia, la producción de The Big Bang Theory no desperdició la oportunidad y presentaron una segunda historia potente para el episodio, nada menos que a Leonard, Howard y Raj yendo al estreno mundial de la famosa franquicia intergaláctica.

Un inteligente paralelismo entre los sentimientos de emoción y ansiedad del trío nerd, con los que experimentaban Sheldon y su novia Amy Farrah Fowler en paralelo, todos a puertas de un gran “estreno”, completaron una fórmula ganadora en una episodio memorable.

9x11-Penny-los-conoce

Pisando tierra

El récord de 24 millones de audiencia para un episodio suena impresionante, pero tiene su truco.

Para comenzar, la medición “Live +7” no ha existido en toda la historia de la televisión, es un criterio técnico creado por las empresas de medición de audiencias, como Nielsen, hace algunos años.

Por este motivo, grandes series de la televisión como Senfield, Friends o MASH, no compiten simplemente porque en su época no se hacía esta medición, y créanme, estas series obtuvieron increíbles audiencias. Por ejemplo, el episodio final de Friends consiguió la escalofriante cifra de 52,5 millones de espectadores en vivo, pero esa cifra se ve pequeña frente a los 105,9 millones de MASH.

Los “Live +7”, no solo considera a quienes vieron el episodio en el momento de su emisión, sino a quienes lo vieron después, hasta siete días después. ¿La razón? Cada año la visualización de los episodios en vivo disminuye, porque mucha gente simplemente no puede ver sus programas favoritos en el horario que se transmiten. Sin embargo, tienen dispositivos que graban estos episodios en su ausencia, así que pueden verlos después, cuando quieren o disponen de tiempo libre. De manera arbitraria, Nielsen afirma que siete días es el plazo durante el cual un episodio tiene “un alto interés” para el espectador y creó esa categoría de medición.

Por lo demás, aunque contar con un récord Guinness por un episodio pueda ayudar mucho a la publicidad de la serie, lo cierto es que a la cadena televisiva, y sobre todo a los anunciantes, les interesan más las audiencias conseguidas a lo largo de la temporada y la tendencia creciente o decreciente que puedan experimentar. Y en nuestro caso, lamentablemente, luego de la gran subida en los ratings experimentada gracias a este episodio, la tendencia fue hacia la baja en las audiencias.

Eso sí, todavía sigue estando muy por encima de otras series, al punto que The Big Bang Theory es la comedia más vista de la televisión estadounidense.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias