Aa! Megamisama Cultura anime y manga Spoiler

La saga de Hagal: La caída de Hild (1)

yfs-saga-hild-coloreado

Esta saga comprende desde el capítulo 240 hasta el 284. Debido a su extensión y nuestro deseo de comentarla para quienes no la hayan leído, o simplemente deseen repasarla, la dividiremos en varias partes. Esta primera parte podría considerarse “el principio del fin” del manga de Aa! Megamisama / ¡Oh, mi diosa!

Reseña

Hild, como la Daimakaicho del infierno (Niflheim) es indudablemente la demonio más poderosa, sin embargo, una astuta trampa basada en un ataque múltiple de congelamiento logra derrotarla . Todo es obra de Hagal, una demonio que le reprocha a Hild el haber perdido el predominio de Niflheim sobre la tierra.

Aunque derrotada, la mini-Hild que está en la tierra junto con Mara (Marller), sigue libre, por tanto, Hagal envía un monstruo, al cual Hild llama “Momo-chan”, para capturarla. Hild hábilmente escapa de la pelea convenciendo a Mara para que se sacrifique voluntariamente. Hild huye en busca de las diosas, ya que necesita ayuda para recuperar su posición.

Por esas casualidades de la vida resulta que ese dia es el cumpleaños de Keiichi. Belldandy le regala un bonito reloj que tendrá gran importancia más adelante. En ese momento llega Hild y explica la situación. Mientras tanto, los emisarios de Hagal están otorgando deseos de manera indiscriminada a los humanos. Lo cual nos permite volver a ver a personajes conocidos, como Sayoko, Hasegawa y los senpai de Keiichi. Ellos junto con otros humanos reciben sendos deseos, que al ser dichos involuntariamente resultan catastróficos para sus “beneficiarios”.

En este punto se nos explica que cuando a los humanos se les concede un deseo, liberan una energía que tanto dioses como demonios recogen para sus propio beneficio. Sin embargo, aunque existe una gran rivalidad entre el cielo y el infierno por esa energía, no es saludable para ninguna de las partes que exista un gran desequilibrio. Hild aceptó hace mucho ese equilibrio. El sistema doublet, que permite la coexistencia pacífica entre demonios y dioses, también forma parte del mismo plan.

Como las acciones de Hagal como nueva Daimakaicho está poniendo en riesgo a todos, Belldandy y sus hermanas aceptan ir hasta Niflheim para recuperar el trono de Hild, ella abre un portal pero les explica que no puede acompañarlas ya que Hagal ha puesto un filtro en contra de ella. Serán las diosas quienes deberán realizar el trabajo solas.

Hild también les explica que hay dos condiciones para ingresar por el portal: La primera es hacerlo a la velocidad de 80Km por hora. Y la segunda, contar con la autorización de 3 demonios. Por suerte, hay tres a mano, la propia Hild, una maltrecha Mara (que ha sobrevivido al ataque del monstruo) y Welsper, que inicialmente se resiste, pero Belldandy lo convence.

Keiichi también quiere ir a Niflheim, pero todos lo desaprueban, debido a que sería el punto débil del equipo. Keiichi los convence argumentando que con él presente, Belldandy será más prudente para usar su poder. Para que Keiichi alcance la velocidad requerida, Hild le da a Gluhen-Desherzen, la escoba voladora más veloz de Niflheim, que antes pertenecía a Welsper, pero ahora está al servicio de la propia Hild.

En Yggdrasil, Peorth y Lind viajan a través de Gate hacia la tierra porque el sistema ha sido afectado y Peorth deduce que Hild ha sido derrocada. Ellas no entienden completamente de la situación y constantemente están a la zaga de los acontecimientos. Ellas destruyen por error la casa de nuestros amigos y cuando Lind intenta repararla lo hace muy mal y la pobre vivienda queda toda deformada. Lo más chistoso es que cuando los demás se enteran, todos creen que semejante abominación arquitectónica se trata de una venganza de Hagal, y Lind se siente cada vez peor por los comentarios del resto.

Antes de partir a Niflheim, Hild quiere que Keiichi lleve consigo un cristal, el cual contiene una parte pequeñísima de ella (la millonésima parte de su forma original, para ser exactos). Es la única manera que una parte de ella logre burlar el filtro de Hagal. Luego, muy a su estilo, besa a Keiichi. Esto provoca una pérdida de control de Belldandy, pero todo es un truco de Hild para usar ese poder para deshacerse de algunos enemigos que habían llegado inadvertidamente.

Una vez que Belldandy se calma, finalmente, las diosas y Keiichi ingresan por el portal mientras que Lind y Peorth se quedan con la tarea de mantener el orden en la tierra, que todo está revuelto por culpa de los deseos descontrolados de los secuaces de Hagal.

yfs-saga-hild-1

Impresiones

La historia se presenta de manera sencilla, está llena de explicaciones y detalles que por ahora parecen sin importancia pero de los caules hay que tomar buena nota. Hild sigue siendo tan misteriosa e intrigante como siempre, realmente es un personaje fascinante. Hagal y sus secuaces dan la impresión de ser enemigos realmente temibles, ya que deben vencer algunas resistencias en Niflheim para que Hagal sea reconocida como la nueva Daimakaicho. El manga nunca se ha caracterizado por tener excesiva violencia, de hecho, la pelea de Hagal y el demonio que no la quiere reconocer como líder es bastante limpia (es decir, sin sangre ni destrucción), gracias a la naturaleza de los poderes de Hagal.

El elemento cómico tampoco puede faltar, especialmente con los deseos que los demonios de Hagal comienzan a conceder. Algunos son muy irónicos como el deseo de Sayoko que termina secuestrada o cómo Hasegawa descubre que tener un gran busto no siempre es algo bueno. También es de resaltar la agonía de Lind cuando todos critican la “reconstrucción” que ella hizo de la casa de Keiichi y las diosas.

En pocas palabras un inicio realmente interesante para una saga que prometía mostrarnos a las diosas en plan guerrero, invadiendo nada menos que Niflheim, y ayudados por la propia Hild. Nada menos. Aun así, pocos sospechábamos hacia dónde quería llevarnos el maestro Fujishima con esta aventura.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias

  • Miguel Castro

    Hola me gusto mucho esta parte que subiste del manga de oh! my diosa me gusta mucho este manga y todavia no llego a esa parte pero ya me estoy emosionando jejeje solo queria preguntarte si no hay una manera de bajar esa parte del manga para poder leerla o solo de plano oline , pero bueno mucgas gracias y mucha suerte cuidate y seguimos concetados :-)

  • Varon Humbert Von Gikkingen

    Los estoy descargando ahora pero no los leere hasta tener todos traducidos.

    Pero por lo que se segun la fechas que estan arribaen entradas relacionadas, esta saga ha durado o tardado 2 o mas años. Segun la escenificacion del final de oh may goddes sucede por un “Golpe de Estado” en el reiino de Niflheim.

    Luego ocurre una lo que llamaria una
    “Trasgresion Permisiva de Hill” al solicitar ayuda a la otra parte que como si bien dice arriba, todo es por “un Sistema Dual” (interesante es que no he leido) que mantiene el status quo entre ambos niveles.

    Se parece mas bien a una jugada de “DOBLE PLAY” en el beisbol. para salir de un verdadero aprieto, porque literalmente ellos estan de visitante, necesitan cortar la racha del oponente dejando que el mismo meta la pata, meterle presion a la jugada. No se si entienden.