Ciencia y tecnología Cultura general

Google Chrome con anuncios de publicidad ¿el precio de la gratuidad?

En las últimas horas se ha hecho notar que Google ha introducido en el navegador Chrome publicidad para apoyar las ventas de las netbooks con Chrome OS. La publicidad se presenta cada vez que abres una nueva pestaña y no es opcional. Consiste en un anuncio resaltado en amarillo en la parte superior de la página.

Contexto

Esta noticia se relaciona con otras dos sobre los productos y servicios de Google. Por un lado, el crecimiento en la aceptación de su navegador Google Chrome. Pero, la mala noticia es que también se ha anunciado el cierre de varios servicios que, digámoslo con franqueza, fracasaron y no tienen razón para continuar.

En primer lugar, uno de los productos que está en peligro de acabar como otro fracaso es la iniciativa de vender netbooks con Chrome OS o Chromebooks. A pesar de que Google y sus seguidores han insistido en su potencial, no ha tenido mucha aceptación, más cuando desde que fue anunciado hasta su puesta en venta han aparecido las tablets, que se han llevado toda la atención de parte de los potenciales compradores.

En segundo lugar, Google parece creer que la aceptación a su navegador es tan fuerte que sus usuarios tolerarán un poco más de publicidad. Además, en los últimos meses ha ido introduciendo varias características exclusivas en su navegador con la intención de aumentar la dependencia y dificultado la decisión de cambiarlo si te has aficionado a características que no encontrarás en otros. Parece ser el momento ideal para cambiar las reglas de juego y meter más publicidad.

La punta del iceberg o una golondrina que no hace verano

Ahora mismo la publicidad que presenta Google Chrome es pequeña, al estilo de Adsense, tan pequeña que puede que no la notes (aunque tenga ese fondo de color amarillo chillón).

Sin embargo, la preocupación principal surge de la incertidumbre, es decir, no se sabe si esta iniciativa es temporal, para apoyar específicamente a Chrome OS y solo por la campaña navideña o se volverá algo permanente en el navegador.

Otra cuestión criticable es que no es opcional, la tienes que aceptar quieras o no. Esta situación ha sido interpretada por algunos usuarios como “una falta de respeto”. Algo exagerado, tal vez, pero explicable ya que, de momento, las extensiones antipublicidad no son efectivas.

Incondicionales, la gran estrategia de marketing

Gran parte del éxito de Google se debe a la estrategia de regalar software a los usuarios, quienes posteriormente son sus principales defensores logrando que los defectos de sus productos sean minimizados. Conseguir una buena base de defensores gratuitos es la mejor y barata estrategia de marketing. Los defensores de Google han saltado en todos los blogs y foros donde se ha comentado esta noticia con argumentos más o menos como este: ¿no puedes tolerar algo de publicidad por un fantástico navegador?, ¿de alguna forma deben financiar todos esos productos que nos dan gratuitamente?, ¿peor son las ventanas emergentes, no?

Ya pagamos ¿algo más?

El que usa Google Chrome no debe sentirse culpable porque ya ha pagado por usarlo con los datos que entrega a Google cada día cuando visita una página web, realiza una búsqueda o teclea una palabra en la omnibar.

Hay muchas cosas que se ofrecen como gratuitas en internet pero aunque suena atractivo no existen cosas gratis en internet. De alguna manera hay que financiar las cosas. La publicidad es uno de los medios más utilizados hoy en día, tanto que están amenazando la privacidad de los usuarios. Pero, como no hay una regla fija, queda en cada uno decidir dónde están esos límites.

Me gustan sus servicios pero no soy un incondicional

Los que defienden a Google en este caso se equivocan. No se trata de aceptar todo pasivamente porque si ahora que las cosas recien comienzan no hacen notar su molestia podría ser interpretado por la empresa como evidencia que aceptamos la publicidad y hasta podrían ampliar sus dimensiones en el futuro. Google no es una empresa a la que le falte dinero, hace mucho dinero con nuestros datos, no necesita hacer más dinero para financiar sus productos. El argumento de que con la publicidad financiar el software gratuito no se aplica porque ahora mismo ya lo hace.

Esperamos que la cosa acabe de la mejor manera. Por mi parte, si la publicidad solo se trata de una campaña temporal en apoyo a uno de sus productos, me parece razonable. Pero si pretenden hacerlo algo que permanecerá en Google Chrome, o peor, ampliarla, quizás como algunos usuarios han advertido, es el momento de considerar otras opciones.

Con un pequeño aporte económico puedes ayudarnos a seguir subiendo contenido de calidad.
De antemano, muchas gracias

  • pues, creo que masomenos si me molesta ese anuncio de las chromebooks, pero, pues son mas cosas buenas que malas, y acerca de las chromebooks, ami si me gustaria comprar una, pero…primero espero que alguien la compre antes, para saber que tan util es aqui en mexico, ya que si hay lugares con wifi, pero no tantos como en otros paises.

    • Camelot

      +1 De eso se trata, de sopesar las ventajas de las desventajas y sacar conclusiones propias.

      Sobre las Chromebooks, creo que llegan tarde, su hardware es tan limitado que para cosas serias no serviría de mucho, pero si uno va usarlo para navegar, comentar en redes sociales, blogs y foros, revisar el correo y nada más, si me apuran, creo que hasta un smartphone seria suficiente (aguantándose la pequeña pantalla y el teclado táctil).

  • Spartaco

    Con ese colorcito no entiendo como no lo notan. Capaz lo dicen para no atacar a Google que tiene varios incondicionales pululando por ahí, aunque no son los únicos maqueros, linuxerox, windozeros, androides, uff, demasiados.

    La gente debe aprender a pensar por si misma y dejar de defender marcas y empresas.

    Por lo demás, yo te noto con cierto resistencia a Google y Apple, Camelot, ¿has tenido malas experiencias con sus productos? Es una curiosidad.

    • Camelot

      De empresas como Google, Apple y Microsoft me gustan algunos de sus productos y/o servicios, otros no me agradan o me resultan insuficientes para lo que necesito, y otros tantos me resultan indiferentes. No ataco o defiendo nada en particular, aunque a veces pueda parecerlo. Simplemente expreso mi opinión cuando estoy de acuerdo con algo y no me quedo callado cuando tengo que discrepar. Antes de fijarme en marcas o logos yo pretendo, si es que algo pretendo, es alabar lo que merece alabanza y criticar lo que merece ser criticado.

      • Rick Hunter

        Eso se llama tratar de ser objetivos. Algo que lamentablemente hoy en día es difícil de encontrar. Visito regularmente sitios dizque especializados en informática pero allí no solo no encuentras objetividad sino que incluso se vanaglorían de no tenerla. Un blog es para opinar, se defienden y tan contentos sueltan cada afirmación tendenciosa.

        Por supuesto, hay de todo, pero lamentablemente los malos se hacen notar más.

  • panda ancha

    En mi opinion, chrome no me gusta, me acomodo mas con mozilla, pero nunca dejare de buscar en google, y todo hay que hablarlo y debatirlo, y la estrategia que tomaron no parece muy buena que digamos, por que evita que nuevos usuarios se interesen, por mas adeptos que tengan eso termina pesando.

    • Camelot

      Chrome me parece un buen navegador… básico. Su única cualidad realmente notable es que es inicia rápido, pero luego nada más me impresiona, al contrario, en algunas áreas me resulta insuficiente. Pero para gustos, los colores.

      • Phinta

        Bueno, simplemente me parece que Google Chrome es útil para usuarios principiantes, o para aquellos que no manejan más de veinte o treinta marcadores. Hace un año, por ejemplo, no tenía computadora, de modo que solo usaba internet en los cíbers, principalmente para ver el correo, el feis y los mangas en línea. A veces buscaba cosas de la escuela, pero no más. Entonces sucedió que tuve computadora e internet. Un amigo me instaló Firefox y acabé aborreciendo el navegador. Se me hacía muy complicado, se me hacía excesivamente burocrático e incómodo, incluso feo. Le dije a mi amigo que si no me podía instalar algo más fácil de usar. Que me instalara algo que fuera práctico, y así fue como me instaló Chrome. Pasó el tiempo y yo estaba fascinado. Empecé a entender el asunto de los marcadores y luego el asunto de las sincronizaciones. Conforme el tiempo pasaba se me juntaron los marcadores, más de trescientos, de tal modo que la administración de estos llegó a ser muy engorrosa en Chrome, además, la verdad, los temas de Chrome me aburrían. Un buen día, en mi ignorancia, le comenté a mi amigo que Chrome, por fin, se había convertido en un fastidio, que mi ideal sería este: meter todos los marcadores en una sola carpeta y organizarlos conforme al criterio de etiquetas, tener un programa que bajara videos de internet y usar temas más personalizados. Me dijo que eso era precisamente lo que se podía hacer en Firefox. Después de algunos tanteos reinstalé Firefox, y entonces lo descubrí: no se aprecia Firefox hasta que no se adquieren algunas competencias mínimas en el manejo de internet.
        Así, según me parece, creo que Chrome es adecuado como “Mi Primer Navegador”, pero cuando ya se entiende lo suficiente de estos asuntos pues es preferible mudarse a Firefox u Opera.

      • Camelot

        Wow… se puede decir más fuerte, pero no más claro.

  • Phinta

    No solo no hay cosas gratis en internet, simplemente no hay cosas gratis. Decían por ahí: “there is not such a thing as a free lunch”.

    Me parece que la introducción de publicidad en el navegador Chrome es parte del reciente proyecto de reestructuración de Google, hecho que se hace evidente desde la aparición de Google Plus. Hay cosas buenas, como el cierre de varios servicios que no despegaron (como Buzz), o como el rediseño de los servicios que permanecerán (como Gmail), o como la propia aparición de Google Plus, producto al que se subordinarán, según se ve, los servicios que están sobreviviendo. Pero así como hay decisiones buenas hay también decisiones estúpidas. La introducción de publicidad en el navegador Chrome, de ser algo permanente, o cuando menos persistente, dará una mala imagen de la empresa ante muchos usuarios. Capaz que Google acaba como Microsoft.

    Por una parte, creo que parte de este error puede deberse a una impresión falsa: los administradores de Google piensan que los usuarios de los servicios de la empresa son fidelísimos, tanto como llega a suceder con los consumidores de Apple. Pero no es el caso. Por otra parte, quizás en Mountain View han olvidado que buena parte de los usuarios de internet desean vivir conforme a la apariencia de que la gratuidad existe, y esto es algo que la empresa debe seguir ofreciendo, el espejismo de lo gratuito, aunque la estrategia afecte potencialmente a las utilidades.

    • Camelot

      Hacer que todo gire alrededor de Google+ puede ser un gran acierto o un terrible error. En mi caso me he inscrito en G+ debido a que hacerlo me ofrecía mejoras en el servicio de Picasa pero luego de un par de comentarios en G+ lo abandoné, lo malo es que será o no coincidencia pero ahora me llega mucho más SPAM.

      No sé si Google puede presumir de tener seguidores tan fanáticos como los de Apple, pero si es el caso están contribuyendo a disminuir el promedio de inteligencia humana ;)

      • Phinta

        Eso, centrarse en Google Plus, es la gran apuesta de la empresa. En mi caso, por el momento, estoy encantado con el servicio. Facebook nunca me ha gustado, en especial por aquello de los derechos de autor respecto al contenido que agregas, y por la publicidad. Uso el feis porque la mayoría de mis contactos lo emplean. Nada más.

        Creo que Google Plus es un servicio superior, pero como no apareció en el momento oportuno, cuando Facebook aún no estaba tan masificado, me parece que siempre será un servicio cojo, es decir, creo que tendrá una base importante de usuarios, pero no tantos como para convertirse en un referente de internet. No sé, quizás la apuesta de Google sea de muy largo plazo, solo así parece sensata.

      • Camelot

        Personalmente espero que G+ se quede en intento, no quiero que una única empresa domine internet, sea Google o cualquier otra. Facebook ni pensarlo ya que está anclada al concepto de red social como para que tenga éxito en otros ámbitos.

        Yo personalmente no veo la superioridad de G+, entiendo que Google ha tomado como modelo a Facebook, ha elegido que aspectos generan más quejas y ha sacado un servicio apuntando a ello para atraer a la gente.

        Pero ocurre lo mismo que con IE. Mucha gente no entiende porqué lo siguen usando si hay otros navegadores “superiores”. Es fácil de entender en realidad. Si las características “superiores” no son usadas por los usuarios estos no encuentran un motivo para cambiar ya que su navegador actual les da lo que piden. Lo mismo que te pasó a ti con Chrome, hasta que no te sientas limitado no buscarás algo mejor.

        G+ es ideal para quien se inicia en las redes sociales y para los inconformes con Facebook, pero en general un usuario de Facebook no tiene ahora mismo muchas razones para dejarlo.

  • Rick Hunter

    ¿Acaso el lema de Google era don’t be evil? Ya sabia yo que apenas tuvieran poder irían mostrando la cara. No había leido la noticia pero no me cuesta imaginar la cantidad de “defensores” como les dices Camelot que habrán saltado a disculpar a la empresa y justificar esta falta de respeto.

    Ojalá haya suficiente ruido (y diginidad) como para que los directivos de Google recapaciten.